La flor de loto crece en el estanque lleno de fango

Corresponde en esta edad de la confluencia del viejo y un mundo nuevo (llamada en la New Age la era de Acuario), hacer un cambio de identidad, desde lo material hacia lo espiritual e incorporal.

Cuestión de lógica

Usar la lógica
Usar la lógica

Comúnmente nos estamos identificando con las cosas y cuestiones físicas. Que son todas cosas que podemos palpar con nuestro cuerpo físico o cosas de las que sabemos porque se pueden inferir a través de la lógica (las leyes de la naturaleza). O sino también son cosas que podemos deducir usando la misma lógica como por ejemplo las leyes de la matemática.

Pero para llegar a ser conscientes de nuestra identidad como almas necesitamos un conocimiento que excede lo físico o material. Es necesario tomar conciencia de que por ejemplo, los pensamientos no los podemos ver aunque se puede experimentar su vibración, y el organo con el que podemos percibir esta vibración no es otro que el alma, y eso es lo que somos verdaderamente. Somos almas, puntos de luz incorporal en el centro de la frente.

Esto inmediatamente nos permite inferir (la lógica no es otra cosa que una capacidad del intelecto que a su vez es un órgano del alma), que nada puede dañarnos o lastimarnos realmente en esencia, solo al cuerpo físico. Para esto tengo que estar con esta conciencia de que soy un alma, nuevamente: un punto de luz incorporal en el centro de la frente (que no se puede ver con los ojos físicos pero que cuando se despierta trae luz a mi vida).

La personalidad espiritual es como nuestro ADN espiritual

El alma, un punto de luz incorporal
El alma, un punto de luz incorporal.

La conciencia del alma es lo que nos permite estar desapegados del cuerpo y en un estado de paz que me permite relacionarme con mis

semejantes en armonía y con amor porque los otros también son almas, entonces no veo sus defectos sino a la fuente de sus virtudes que no es otra que este punto en el centro de la frente. Este punto maravilloso contiene la esencia de la personalidad, la personalidad espiritual. Todos tenemos una especialidad en la vida, la cual es valorada en la vida y es la contribución que nos pide la sociedad.

Cuando comprendo que esta especialidad viene del alma, comprendo que es un rasgo espiritual de nuestra personalidad. Nuestra personalidad (espiritual) no es otra cosa que un conjunto de valores y virtudes que están más desarrolladas en nosotros porque son como nuestro ADN espiritual. Venimos con estos rasgos desde el principio de nuestro viaje aquí en la tierra. Es la materia prima con la que creamos y co-creamos la vida.

Hay que desmalezar para que crezca la hierba buena

Pero ocurre que junto con estos rasgos espirituales hay acumulados otros rasgos de conciencia de cuerpo que es la que fuimos embebiendo también a lo largo de la vida. Estos rasgos son como un veneno que mata la conciencia del alma y nos dificulta expresar lo bueno y maravilloso que hay en nuestro interior. Es como la maleza que crece junto con la hierba buena.

La flor de Loto
La Flor de Loto crece en el estanque lleno de fango.

Tenemos que hacer un trabajo de limpieza interior, tenemos que purificarnos, aunque el mundo se halla vuelto impuro, tenemos que ser como la flor de loto que crece en el estanque en el agua con fango. Esta flor tiene una sustancia que la recubre y hace que su color blanco, radiante, no sea oscurecido por el fango. Es muy bella esta flor y es una metáfora del trabajo que tenemos que hacer ahora en esta edad del contraste entre un viejo mundo y el nuevo.

Nosotros decidimos, la recompensa es la dicha de disfrutar de un nuevo mundo donde reinará la paz y la felicidad, donde habrá abundancia de todo para todos. Para crear este nuevo mundo tengo que volverme un ayudante del Padre del alma, la Fuente.

Específicamente la ayuda que le presto a Dios Padre para obtener la herencia de este nuevo mundo es: primero volverme consiente del alma, luego actuar con la conciencia de la paz cuando medito en que soy un alma.

Ratos de silencio

Ratos de silencio
Ratos de silencio

Prueba incluir ratos de silencio en tu rutina, con esta conciencia de que eres un alma, un punto de luz incorporal en el centro de la frente y que en esencia está llena de paz, amor y pureza. Tomalo como un habito por ejemplo al levantarte o al final del día. De a poco verán la diferencia. Tienes que llegar a relacionarte con los demás como un alma y comprender que los defectos de carácter no te pertenecen. De esta forma vivirás mucho más leve y libre de preocupaciones, los demás notarán el cambio.

El resultado de este trabajo de purificación es usar esa especialidad que tienes como un regalo para el mundo, y digo aquí mundo porque cuando no halla ego de esta cualidad unica que tienes podrás entregarla al mundo sin importar quienes sean. Es volverme un ejemplo, como la flor de loto.

carafaceolas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s