Inculcar el hábito de la meditación

Si meditar es tan bueno, ¿por qué tan pocas personas se aprovechan de este hábito? Y digo aquí hábito, como cuando aprendimos a caminar o andar en bicicleta. El tema es ¿Cuál es la motivación para aprender? La motivación para aprender en la vida es siempre evitar alguna forma de dolor o buscar placer.

La meditación se convierte en un hábito, como cuando aprendimos a caminar. Pero ¿es que no vemos el estrés que se nos presenta durante el día de diversas formas? ¿Será que nos gusta estar “bajo presión”? ¿Somos masoquistas? La cuestión es que vemos el estrés, pero pensamos que la vida necesita su cuota diaria de presión para que tenga más condimento.

Como aprendimos a leer o caminar.
Como aprendimos a leer o caminar.

O también, puede ser que los niveles de estrés sean altos, pero que creamos que nos descargaremos por ejemplo cuando salgamos del trabajo. En este caso los que tienen que sufrir nuestros arrebatos de ira o emoción violenta son nuestras relaciones más cercanas. El tema es que estas emociones violentas son una descarga transitoria. En última instancia es como tratar de apagar un incendio con gasolina.

¿Por qué? Porque al estrés que generó esta emoción, tenemos que sumarle el que nos generará una relación tirante con nuestra pareja, o nuestros hijos o padres. Entonces dirás: sino es bueno expresar las emociones de manera descontrolada con mis relaciones, ¿Qué hago? ¿Me las guardo? No, tampoco. Porque te enfermas. La respuesta es transformarlas.

Transformar significa que todo lo negativo que aparece en la pantalla de tu mente, puedes verlo y no identificarte con ello. Cuando surgen pensamientos negativos, como por ejemplo de ira hacia alguien que crees que te ha hecho alguna trastada, entonces recuerdas que él es un ser espiritual, igual que tú.

Al no identificarte con el cuerpo, permaneces liviano y dejas que emerja tu paz interna. Dejas que haya conexión de alma a alma, y si el otro no experimenta esta relación de hermandad que nos une, solo miras la relación como un observador desapegado. Con gran misericordia porque no se dio cuenta todavía que en la gran obra de teatro que representamos aquí sobre la tierra todos los actores tenemos un papel único e irrepetible.

De esta forma refuerzo el hábito que está creciendo en mi de no identificarme con el cuerpo, y recuerdo que soy un alma incorporal que originalmente es pura llena de todos los tesoros de los poderes y las virtudes.

carafaceolas

Anuncios

2 thoughts on “Inculcar el hábito de la meditación

  1. Aprender a meditar 20 abril, 2015 / 9:17 pm

    Felicidades por su blog, yo comenzé a meditar para superar el estrés generado por los problemas en el entorno laboral, y la verdad es que lo recomiendo. Es una nueva forma de afrontar y apreciar la vida.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s