Buda y la meditación

Bajo el árbol de la Bhodi, Buda, tuvo la realización de que todo es impermanente, es decir todas las cosas surgen y desaparecen, surgen y desaparecen. Entonces pudo ver claramente, dentro de su basta sabiduría, que el sufrimiento comienza con el deseo y la aversión a la realidad.

Entonces comprendió que para liberarse del sufrimiento había que seguir un octuple sendero: Recta comprensión, Recto pensamiento, Rectas palabras, Recta acción, Rectos medios de vida, Recto esfuerzo, Recta atención, y Recta Concentración (Más sobre las 4 nobles verdades aquí).

Goenka, maestro de meditación Vipassana
Goenka, gran maestro de meditación Vipassana (1924-2013)

Por Recto podríamos entender aquí, de acuerdo a la literatura prolífica acerca del Dhamma o Ley, lo que no causa sufrimiento y es provechoso para mí y para otros. El resultado de adentrarse en el octuple sendero es una paulatina iluminación y liberación de la desdicha. 

Pero Buda no nació siendo el iluminado. Siddartha (que era su nombre) nació en la abundancia material, y sin la mínima falta de cosas materiales y emocionales. Era el heredero de una dinastía de gobernantes de Kapilavastu un territorio del norte de la India que hoy pertenece a Nepal.

A pesar de que su familia trataba de resguardarlo de la cruda realidad en la que vivía la gente fuera de su palacio, Siddartha una vez salió de su palacio y vió 4 imágenes que lo afectarían profundamente: Un muerto, un renunciante, un enfermo y un anciano.

Fue tal el impacto que a los 30 años decidió escapar del palacio para ir a la jungla a hacer Tapasya y renunciación de aucerdo a la tradición Hindú. Esa noche se despidió de su esposa e hijos en silencio mientras dormían (porque sino pensaba él que no lo iba a poder soportar). Así se fue para nunca más volver.

Es fácil comprender que a pesar de que Buda tuvo una perseverancia y deseo ardiente de encontrar la iluminación, el no deseaba encontrar el porqué del sufrimiento. El trataba de encontrar el origen y la forma de liberarse del sufrimiento aquí y ahora.

Esto nos recuerda una vez más que para las cosas espirituales y en general para todas las cosas de la existencia saber como funcionan es más reelevante que saber por qué funcionan. Te dejo link  a un curso de meditación vippasana (GRATUITO) y muy completo (no te olvides de seleccionar tu idioma abajo del curso) con las enseñanzas del Budismo Theravada que ayudó a difundir Goenka en una incansable tarea alrededor de todo el mundo.  Sobre las enseñanzas de este maestro maravilloso se basa el presente artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s