El Estado Volador en 45 seg.

Anuncios

La vuelta al estado original

En la concepción teosofica, el alma evoluciona hacia sí misma, es decir, la esencia se desdobla en infinitas partes que poseen un átomo del Padre, y esa esencia que llaman Él Padre que está en secreto, guía al hombre hacia su re-conexión con la totalidad, para volver a su grandeza original.

29afeb23c02e91949c976b3ccf9f8cbc.jpg
Foto fuente: Pinterest

Esta idea con algunas variantes puede ser adaptada al conocimiento que practicamos en Brahma Kumaris. Porque el alma, la esencia, evoluciona desde su grandeza original, hacia el Padre que está en secreto, pero no es que está en secreto porque está en el interior de nosotros mismos, sino que está en secreto porque está en el silencio, más allá del mundo de imagen y sonido, pero a su vez el padre no tiene una imagen “física”, pero se puede decir que tiene una forma “no física”, espiritual, y es que El es un Alma, igual que nosotros, por eso se dice que estamos hechos a imagen y semejanza del nuestro Padre.

Cuándo Baba, Dios, viene al mundo físico, no encarna en su propio cuerpo. El toma prestado el cuerpo de un ser que en ese momento está impurificado cómo lo estamos la mayoría en este mundo, pero este ser tiene el destino más elevado en el Ciclo del Mundo, no solo por servir de carruaje al Padre, sino porque gracias a que es el Carruaje, es el primero en alcanzar el estatus de los habitantes del Paraíso, y por ende el que mayor estatus tiene, este instrumento fue recordado en las escrituras de la India cómo Brahma, y en este nacimiento, su último nacimiento, hace los esfuerzos necesarios para convertirse en el primer príncipe de la humanidad, es decir, Krishna, y el está junto con la primera princesa, Radhe, que también está estudiando en este tiempo con Dios, a pesar de no ser su carruaje (Jagadamba).

27849052005_60c5fb2e94_b

Radhe y Krishna se convierten en Lakshmi y Narayan en el nuevo mundo, en las escrituras se recuerda que Hánuman se miraba en el espejo para ver si era digno de casarse con Lakshmi y veía que efectivamente tenía cara de mono. En este tiempo, todos somos Hánuman, y gracias a la practica de los principios que nos enseña Dios a través de Brahma, podemos hacernos también dignos de casarnos con Lakshmi o con Narayan.

hqdefaultY esto lo lograremos por tener cómo Esposo (espiritual) a Dios, Baba, quién es recordado cómo Shiv Baba. Por tener todas las relaciones con Él no experimentaremos ninguna clase de soledad, siempre y cuándo nos desapeguemos del cuerpo y relaciones corporales.

Minimizar el “quiebre” meditando

En el Coaching se habla de “quiebre” y se refieren a el cómo el momento dónde el proceso de la vida deja de ser “transparente” y se produce una especie de despertar. Porque consideran que hasta ese momento la persona estaba dormida en una determinada situación.

Realmente la situación siempre estuvo ahí, pero nosotros no eramos conscientes de ella, tuvo que haber una agudización de la misma para que pretendiéramos que estaba allí.

hqdefault (1).jpg
Foto fuente: youtube.com

De cualquier manera no siempre los despertares son tan bruscos. Muchas veces podemos tomar conciencia de una situación que nos traerá conflictos, antes de que la misma se presente y hacer algo al respecto para evitar o minimizar sus consecuencias. Esto es un hecho para algunas filosofías cómo el Budismo, y está bien expresada en sus cuatro nobles verdades.

La meditación me ayuda a minimizar estas consecuencias

Particularmente el método que yo elegí y a mí me funciona es la meditación Raja Yoga, la cuál me ayuda a calmar los pensamientos para tomar decisiones más integras, que me permitan evitar futuras consecuencias evitables.

Porque muchas veces tomamos decisiones mientras nuestro intelecto está coloreado por los colores de la inestabilidad que vivimos en el mundo moderno, sobre-informado, dónde perdemos de vista cuál es nuestro propio punto de vista justamente por la falta de perspectiva que tenemos a veces, que hace que nos identifiquemos con casas que vienen de afuera de nuestra mente, que nosotros importamos y tenemos la ilusión que sino nos ponemos a tono con esa realidad ilusoria, que a su vez experimentan casi todas las personas, entonces no hay otra forma de hacer las cosas.

Pero podemos buscar una tercera posición, que nos permite tomar las riendas de nuestra vida porque nos pone en el medio de todo lo que llega y pasa por nuestras vidas, una posición de observador desapegado, que ve las cosas cómo un testigo imparcial para tomar la decisión más beneficiosa para el y la situación en la que decidió involucrarse porque asumió la responsabilidad que le toca de las cosas, pero también por libre elección y a todos nos gusta sentirnos libres de elegir.

Esa posición, decía, particularmente la logro en varias situaciones de mi vida gracias a la meditación Raja Yoga, que practico en Brahma Kumaris.

Te dejo un link a un centro cerca de tu lugar de residencia para que tu también te acerques a esta técnica de meditación sencilla pero que a su vez profundizará tu vida. (Todas las actividades de Brahma Kumaris son libres y gratuitas).

La interrupción de la vida

No prestarle atención al ser, a aquel que somos esencialmente, es cómo mirar y juzgar la vida a través de un sorbete, la vida se hace plena y mucho más ilimitada cuándo reconocemos que hay algo más allá de las funciones corporales y cerebrales, si podemos tomar conciencia de que somos almas, y que nos une mucho más que un color de piel o una nacionalidad, algo más que incluso una cultura.

Porque todas estas cosas quedan reducidas a un punto desde el espacio, porque si nos alejamos lo suficiente de nuestro planeta Tierra veremos que eso somos, un punto, un punto de luz, de energía incorporal, en el centro de la frente, ese es el asiento de nosotros las almas en el cuerpo. Y desde allí le damos vida al cuerpo, y este comienza a realizar todos los procesos que llamamos “vida” justamente cuándo el ser está en su asiento del tercer ojo.

hqdefault.jpg
Foto, fuente: youtube

Este es el ojo que nos da una visión espiritual. Este es el ojo que aspiran despertar todos los sabios y místicos, sean de la religión, secta o culto que sean. Y muchas almas están despertando a esa realidad en este tiempo. Tiempo en el cuál también hay un gran contraste, porque por otro se busca matar la vida antes de que esta “de a luz”.

Sin la posibilidad de ni siquiera elegir ¿por lo menos nosotros pudimos elegir vivir no? En el crudo invierno de mi país estamos viviendo lo más crudo del invierno del alma, dónde tiene una profunda desconexión de aquellos valores que le dan vida, porque la vida del cuerpo corre paralelamente a la vida del alma.

La “sangre” que corre por las venas del alma es el amor, y estamos demostrando que somos muy limitados en cuestiones de amor espiritual. Creemos que dándole la posibilidad a una adolescente o mujer de decidir si quiere concebir y no (sin un hecho extraordinario que lo amerite) le estamos ahorrando un problema a esa adolescente o mujer, pero lo que en verdad estamos haciendo es generarle un karma.

Porque todos estamos unidos por un hilo invisible que teje nuestro destino como sociedad y hasta como planeta, y me apena el destino hacia el que nos estamos dirigiendo, aunque reconozco la necesidad de adaptarme y respetar el voto de la “mayoría”, solo que me parece que no vamos por buen camino cómo sociedad y país.

Pero espiritualmente el destino es perfecto, todo sucede cómo tiene que suceder, más allá de lo que parezca, solo que me delata el apego a la belleza de la vida, cómo la maternidad y me hace actuar con un dejo de romanticismo que pareciera que tiene poca cabida en la sociedad “moderna” que le estamos dejando a nuestros jóvenes.

Jóvenes que por otro lado se han manifestado fuertemente a favor de la interrupción de la vida, solo espero que no estén siendo manejados por la mano invisible de los poderosos de siempre que buscan su propio bien y felicidad a costa del bien común.

Vivir sin límites

Necesitamos volver la mirada hacia el interior, para olvidar todo aquello que nos distrae de la esencia. La esencia es aquello que viene innato en el ser, aquello que no nace ni muere, sin proyecciones mentales de ningún tipo, que predisponen y afectan nuestra realidad.

banner-faq.jpg
foto fuente: brahmakumaris.org

En una situación dada, si tenemos imparcialidad de nuestra mente, es decir, si nuestro corazón está en el justo medio, sin sentimientos de rechazo ni de atracción (lo cuál es muy difícil en el mundo de hoy del Marketing), entonces mantendremos una de las joyas más valoradas hoy en día y que se está volviendo cada vez más rara: la ecuanimidad.

Pero es casi imposible lograr esta predisposición mental hacia lo esencial, solo a través del poder de controlar, porque somos la causa de nuestros propios problemas, necesitamos una fuerza y un campo de atracción que nos atraiga hacia la órbita de la espiritualidad, que nos libere de las ideas y creencias preconcebidas, y que mejor fuente de Fuerza Espiritual que El Padre Espiritual, El Padre del alma.

Recordar a Dios, es la forma en la que nos manifiesta Él de que nos mantendremos entretenidos y atraídos hacia el alma, porque eso es lo que somos en esencia, un alma.

En el centro del alma están los pensamientos más poderosos y positivos. Conectar con Dios en Yoga (Raja Yoga), nos garantiza que nuestros esfuerzos por liberarnos de los pensamientos inútiles e inservibles tendrán por lo menos, mayor precisión y posibilidad de llegar a buen puerto.

Porque cuánto más pensamos en Dios, El Padre Supremo, Alma Suprema, una Orbe Suprema y Dichosa de amor puro, Incorporal, un punto de luz, que habita en la Región de Luz que los místicos llaman el Cielo, o El Nirvana, nos lleva a esa experiencia de Paz que por tanto tiempo hemos estado buscando.

Y es que hemos estado buscando tanto la paz porque la paz nos permite que nuestra mente esté calmada y que el intelecto pueda elegir con más precisión que pensamientos nos llevarán a la consecución de nuestras metas.

Las dependencias del alma

Las tablas a las que el alma se fue aferrando (a lo largo incluso de varios nacimientos) y se sigue aferrando, son múltiples, es decir, religiones, filosofías, personas e incluso objetos materiales y sustancias. Tanto es así que hoy se cree a estas cosas indispensables para sobrevivir. Y si bien es cierto que no podemos contra todo el mundo y necesitamos de los demás y asociarnos libremente, el tema es cuándo hay una dependencia de aquellas cosas, y olvido que en el centro de todo lo que viene y pasa por mi vida, estoy yo, es decir, el alma, el ser espiritual.

images el sendero
Foto, fuente: elsenderodelchaman.com

Cuándo buscamos cosas para satisfacer nuestras necesidades emocionales, en realidad estamos distorsionando un deseo del alma de sentirse completa y satisfecha. Y esa satisfacción nunca puede venir de las cosas materiales.

Las cosas externas, incluyendo las personas, van y vienen, estas no permanecen eternamente porque la materia está destinada a desgastarse con el paso inexorable del tiempo, pero lo que permanece es la energía pura e ilimitada que es eterna, y vuelvo a hacer referencia aquí al alma.

El alma es un punto de luz de energía incorporal, que tiene su asiento en el cuerpo en la glándula pineal, y desde allí controla todas las funciones cerebrales y en general vitales. Y esto lo hace en forma inconsciente, pero también realiza otra función que podemos manejar conscientemente, y es la función con la que tomamos decisiones en la vida, y es el pensamiento.

Profundizando un poquito más vemos, que el alma tiene tres “órganos” sutiles, es decir, la mente (que crea pensamientos), el intelecto (que juzga la calidad de estos pensamientos para ponerlos en práctica o no) y el subconsciente (que dispara constantemente experiencias al intelecto almacenadas a la manera de ranuras en una tabla de madera).

Entonces, en definitiva:

¿Qué función me puede ayudar a controlar el poder de los pensamientos, y hacerme amigo de la mente, intelecto y del subconsciente?:

la meditación.

Particularmente la meditación Raja Yoga, que practico desde 1997, me ha ayudado mucho a centrarme más en el ser, y ser más consciente de los aspectos esenciales de la vida, solo hay que ponerla en practica y tener paciencia. Te dejo un link a un centro de meditación cerca tuyo para que te acerques a practicar libremente, todas las actividades de Brahma Kumaris son gratuitas y laicas.