Minimizar el “quiebre” meditando

En el Coaching se habla de “quiebre” y se refieren a el cómo el momento dónde el proceso de la vida deja de ser “transparente” y se produce una especie de despertar. Porque consideran que hasta ese momento la persona estaba dormida en una determinada situación.

Realmente la situación siempre estuvo ahí, pero nosotros no eramos conscientes de ella, tuvo que haber una agudización de la misma para que pretendiéramos que estaba allí.

hqdefault (1).jpg
Foto fuente: youtube.com

De cualquier manera no siempre los despertares son tan bruscos. Muchas veces podemos tomar conciencia de una situación que nos traerá conflictos, antes de que la misma se presente y hacer algo al respecto para evitar o minimizar sus consecuencias. Esto es un hecho para algunas filosofías cómo el Budismo, y está bien expresada en sus cuatro nobles verdades.

La meditación me ayuda a minimizar estas consecuencias

Particularmente el método que yo elegí y a mí me funciona es la meditación Raja Yoga, la cuál me ayuda a calmar los pensamientos para tomar decisiones más integras, que me permitan evitar futuras consecuencias evitables.

Porque muchas veces tomamos decisiones mientras nuestro intelecto está coloreado por los colores de la inestabilidad que vivimos en el mundo moderno, sobre-informado, dónde perdemos de vista cuál es nuestro propio punto de vista justamente por la falta de perspectiva que tenemos a veces, que hace que nos identifiquemos con casas que vienen de afuera de nuestra mente, que nosotros importamos y tenemos la ilusión que sino nos ponemos a tono con esa realidad ilusoria, que a su vez experimentan casi todas las personas, entonces no hay otra forma de hacer las cosas.

Pero podemos buscar una tercera posición, que nos permite tomar las riendas de nuestra vida porque nos pone en el medio de todo lo que llega y pasa por nuestras vidas, una posición de observador desapegado, que ve las cosas cómo un testigo imparcial para tomar la decisión más beneficiosa para el y la situación en la que decidió involucrarse porque asumió la responsabilidad que le toca de las cosas, pero también por libre elección y a todos nos gusta sentirnos libres de elegir.

Esa posición, decía, particularmente la logro en varias situaciones de mi vida gracias a la meditación Raja Yoga, que practico en Brahma Kumaris.

Te dejo un link a un centro cerca de tu lugar de residencia para que tu también te acerques a esta técnica de meditación sencilla pero que a su vez profundizará tu vida. (Todas las actividades de Brahma Kumaris son libres y gratuitas).

Anuncios

Las dependencias del alma

Las tablas a las que el alma se fue aferrando (a lo largo incluso de varios nacimientos) y se sigue aferrando, son múltiples, es decir, religiones, filosofías, personas e incluso objetos materiales y sustancias. Tanto es así que hoy se cree a estas cosas indispensables para sobrevivir. Y si bien es cierto que no podemos contra todo el mundo y necesitamos de los demás y asociarnos libremente, el tema es cuándo hay una dependencia de aquellas cosas, y olvido que en el centro de todo lo que viene y pasa por mi vida, estoy yo, es decir, el alma, el ser espiritual.

images el sendero
Foto, fuente: elsenderodelchaman.com

Cuándo buscamos cosas para satisfacer nuestras necesidades emocionales, en realidad estamos distorsionando un deseo del alma de sentirse completa y satisfecha. Y esa satisfacción nunca puede venir de las cosas materiales.

Las cosas externas, incluyendo las personas, van y vienen, estas no permanecen eternamente porque la materia está destinada a desgastarse con el paso inexorable del tiempo, pero lo que permanece es la energía pura e ilimitada que es eterna, y vuelvo a hacer referencia aquí al alma.

El alma es un punto de luz de energía incorporal, que tiene su asiento en el cuerpo en la glándula pineal, y desde allí controla todas las funciones cerebrales y en general vitales. Y esto lo hace en forma inconsciente, pero también realiza otra función que podemos manejar conscientemente, y es la función con la que tomamos decisiones en la vida, y es el pensamiento.

Profundizando un poquito más vemos, que el alma tiene tres “órganos” sutiles, es decir, la mente (que crea pensamientos), el intelecto (que juzga la calidad de estos pensamientos para ponerlos en práctica o no) y el subconsciente (que dispara constantemente experiencias al intelecto almacenadas a la manera de ranuras en una tabla de madera).

Entonces, en definitiva:

¿Qué función me puede ayudar a controlar el poder de los pensamientos, y hacerme amigo de la mente, intelecto y del subconsciente?:

la meditación.

Particularmente la meditación Raja Yoga, que practico desde 1997, me ha ayudado mucho a centrarme más en el ser, y ser más consciente de los aspectos esenciales de la vida, solo hay que ponerla en practica y tener paciencia. Te dejo un link a un centro de meditación cerca tuyo para que te acerques a practicar libremente, todas las actividades de Brahma Kumaris son gratuitas y laicas.

Tener buenos deseos y sentimientos puros

Comprender un adversario, es tener buenos sentimientos y deseos puros, incluso por aquellos que se oponen a nosotros, me refiero a cuándo esa oposición amenaza nuestra tolerancia.

doclib.png
Foto, fuente: brahmakumaris.org/es

¿Cómo salir adelante en situaciones dónde sentimos intolerancia a la oposición?

Recordar que soy un alma, y en general no tener la más mínima arrogancia de cosas sutiles, cómo virtudes, cualidades, conocimientos, de esa forma podré poner un punto final al pasado y viajar al Hogar, poner un punto final al pasado es muy importante aquí, porque a veces lo que no me permite volverme incorporal (libre de karma) es la conexión con pensamientos, palabras acciones que realicé en el pasado, que giran cíclicamente en el intelecto y me mantienen en un círculo vicioso.

¡Sabemos que involucrarnos en el vicio, no está bien!

Para cortar con este ciclo, tenemos que decidir que ya no queremos más la tristeza que nos genera el vicio.

¿Y cómo obtengo desagrado por el vicio?

Concentrar los pensamientos en El Padre y el Hogar, mantener la conexión con el Padre Espiritual. El Alma Suprema, y conectarnos con la experiencia del silencio.

Primero para esto podemos hacer pequeñas pausas durante el día para Recordar mi filiación espiritual con este Ser, además de períodos más o menos prolongados de concentración también exclusiva con Él en los momentos de “ocio”.

Luego, cuándo va pasando al tiempo, podemos gracias a la concentración y el refuerzo de nuestras habilidades espirituales e intelectuales producto de estos períodos prolongados de meditación; comenzar a mantener el intelecto en Yoga con El Padre (Raja Yoga), mientras realizamos nuestras tareas.

Y para hacer esto necesitamos una experiencia del silencio tal, que comprendamos que pertenecemos a esta Tierra del Silencio, y que ya no pertenecemos más a este mundo que está acabando las posibilidades de darnos paz y felicidad cuándo nos apegamos a este.

Te dejo una meditación para que aumentes esta experiencia del Silencio durante el día: