Cómo Evitar la Decepción

La decepción es producto de expectativas demasiado altas que no se cumplen. Pero la realidad a veces dicta sus propias reglas. Generalmente cuándo hay decepción es que hay angustia y preocupación por una situación dada, y esperamos soluciones mágicas que muchas veces reducen la tensión pero que no llegan a solucionar el problema completamente. La solución que exploramos aquí incluye la meditación y la espiritualidad.

0001160719.jpg
Foto, fuente: ultimahora.com

¿Qué es la decepción?

La decepción se da cuándo mis expectativas no son satisfechas, y esto puede ser producto de tener un umbral alto de cómo deben ser las cosas, pero ¿Qué son las cosas? Qué es aquello que consideramos importante y nunca se verifica en la realidad. Esta es una pregunta importante y antes de dirigirnos hacia una meta primeramente tenemos que haber descrito esa realidad usando algún procedimiento de validación de metas cómo el S.M.A.R.T. (al final un vídeo breve sobre el tema).

Cómo dice la máxima de la PNL: 

“Sino sabemos hacia vamos cualquier camino nos lleva”.

Entonces cómo primera medida tenemos que definir nuestros objetivos de manera que casi podamos palparlos con nuestra mente cómo si fueran nuestras manos.

¿Cuándo comienza la decepción?

Siguiendo con este órden de ideas, la decepción comienza cuándo sentimos que nuestros días pasan y nuestros recursos se desgastan, sin que obtengamos un resultado significativo en algún plano concreto (ej.: matrimonio, trabajo, familia).

Entonces, al no tener definido que es aquello que voy a experimentar cuándo consiga mi objetivo o meta (producto justamente de no haberlo visualizado con precisión previamente), entonces puedo pasar delante de ello y no verlo, al igual que puede pasar frente a la oportunidad que me llevará al éxito y no percibirla, porque mi cabeza no tiene un enfoque claro.

¿Cómo evitarla?

Entonces para evitar la decepción yo hago lo siguiente:

  1. Mantengo mi mente clara libre de pensamientos inútiles que sobrecargan mi cabeza y me hacen perder el foco de lo importante. La operación que me llevará a concretar requiere paciencia, cómo uno de sus factores principales (aquí hay un vínculo a un artículo previo sobre la paciencia que he realizado estos días), y la paciencia se ve favorecida por un proceso de 8 pasos que incluye (introversión, empaquetar, tolerar, discernir, decidir, adaptarme y transformar para finalmente cooperar).
  2. Tengo una visión optimista, pero a su vez realista. Es bueno pensar positivamente, pero no debo vivir de fantasías. Los pensamientos positivos, tienen que ser para que su poder actúe, también basados en la realidad. Volvemos aquí sobre el tema de hacer nuestros pensamientos plausibles de cotejar con la realidad. La diferencia entre la imaginación fructífera y la fantasía es que la una me ayuda a crear una realidad posible, y la fantasía, aunque esté basada en un ideal, este es un ideal impracticable en las condiciones actuales y lo será en el futuro.
  3. Actúo en una dirección determinada, aunque más no sea para llegar a la esquina y doblar en otro sentido. A veces para cortar el ciclo de pensamientos y preocupaciones, me pongo a hacer algo, aunque más no sea barrer la calle, y entonces, el maremoto de pensamientos frena y dejo de estresarme.
  4. Celebro los pequeños logros y no pierdo el optimismo. Es importante celebrar la consecución de nuestras metas aunque no sean sino pequeñas victorias. Porque estas victorias me darán auto-estima y estímulo para seguir adelante. Cómo decía Lair Ribeiro en su gran Clásico “El Éxito no llega por casualidad”:

“El Éxito es conseguir lo que se desea. La Felicidad es apreciar lo que ya se ha conseguido”.

Metas S.M.A.R.T (específicas, medibles, alcanzables, realistas y en determinado tiempo).

Anuncios

Minimizar el “quiebre” meditando

En el Coaching se habla de “quiebre” y se refieren a el cómo el momento dónde el proceso de la vida deja de ser “transparente” y se produce una especie de despertar. Porque consideran que hasta ese momento la persona estaba dormida en una determinada situación.

Realmente la situación siempre estuvo ahí, pero nosotros no eramos conscientes de ella, tuvo que haber una agudización de la misma para que pretendiéramos que estaba allí.

hqdefault (1).jpg
Foto fuente: youtube.com

De cualquier manera no siempre los despertares son tan bruscos. Muchas veces podemos tomar conciencia de una situación que nos traerá conflictos, antes de que la misma se presente y hacer algo al respecto para evitar o minimizar sus consecuencias. Esto es un hecho para algunas filosofías cómo el Budismo, y está bien expresada en sus cuatro nobles verdades.

La meditación me ayuda a minimizar estas consecuencias

Particularmente el método que yo elegí y a mí me funciona es la meditación Raja Yoga, la cuál me ayuda a calmar los pensamientos para tomar decisiones más integras, que me permitan evitar futuras consecuencias evitables.

Porque muchas veces tomamos decisiones mientras nuestro intelecto está coloreado por los colores de la inestabilidad que vivimos en el mundo moderno, sobre-informado, dónde perdemos de vista cuál es nuestro propio punto de vista justamente por la falta de perspectiva que tenemos a veces, que hace que nos identifiquemos con casas que vienen de afuera de nuestra mente, que nosotros importamos y tenemos la ilusión que sino nos ponemos a tono con esa realidad ilusoria, que a su vez experimentan casi todas las personas, entonces no hay otra forma de hacer las cosas.

Pero podemos buscar una tercera posición, que nos permite tomar las riendas de nuestra vida porque nos pone en el medio de todo lo que llega y pasa por nuestras vidas, una posición de observador desapegado, que ve las cosas cómo un testigo imparcial para tomar la decisión más beneficiosa para el y la situación en la que decidió involucrarse porque asumió la responsabilidad que le toca de las cosas, pero también por libre elección y a todos nos gusta sentirnos libres de elegir.

Esa posición, decía, particularmente la logro en varias situaciones de mi vida gracias a la meditación Raja Yoga, que practico en Brahma Kumaris.

Te dejo un link a un centro cerca de tu lugar de residencia para que tu también te acerques a esta técnica de meditación sencilla pero que a su vez profundizará tu vida. (Todas las actividades de Brahma Kumaris son libres y gratuitas).