El aquí y ahora es el único momento real que existe

Los momentos de la vida son para producir y aprovechar pero también para hacer cosas que nos hagan bien, no solo a corto plazo, sino a mediano o largo plazo. En esta categoría podría entrar el cuidarnos la salud. No esperes a que sea una necesidad imperiosa.

Perder el tiempo como perder la salud es perder los dos bienes más preciados que tenemos. El tiempo podría ser aprovechado de otra forma para cumplir con nuestras metas y la misión que tenemos aquí en el mundo. A veces, aunque haya resistencia se necesita dar un pasito extra, un poquito de sacrificio (siempre que nuestro nivel de energía nos lo permita), de tal manera que nos saque de la zona de comodidad. El resultado de hacer este “pequeño sacrificio” es que emerge la espiritualidad en mi vida.

Espiritualidad no es cantar mantras todo el día o hacer la postura de la vela todo el tiempo. No hay duda de que eso me ayuda a cuidar el cuerpo y la mente y por ende, me da una ganancia. Pero esta ganancia de qué me sirve si no se disfrutar de ella más que solo derrochandola en el goce material. Por eso es necesario hacer una suerte de ranking de prioridades.

Busto de Rabindranath Tagore
Busto de Rabindranath Tagore

Si creemos que somos seres espirituales viviendo una experiencia material y no al contrario entonces dejemos que sea el espíritu el que nos guíe. Lo que pasa es que el espíritu se ha vuelto impuro y el velo de la ignorancia no nos permite ver la realidad, pero para eso nos ayuda la meditación y el estudio espiritual.

Aquí te dejo un LINK DONDE PODRÁS CONTACTAR CON UNA UNIVERSIDAD ESPIRITUAL que enseña los valores espirituales, que a veces echamos de menos en nuestra vida cotidiana (todas sus actividades son completamente gratis y abiertas a la comunidad). Por último ten paciencia, no es de un momento para otro. Lo primero es la realización de tu naturaleza espiritual, luego, podrás transformarte fácilmente en aquella persona que siempre has querido ser. Serás el amo de tu vida, es tu derecho de nacimiento, tener una vida feliz aquí y ahora. Sin necesidad de esperar a la vida futura.

Anuncios

La valentía hace las cosas más fáciles

A veces necesitamos amor, pero a veces es necesario ser firmes. El coraje es una herramienta que nos ayuda a ser más positivos porque podemos expresar lo que es importante en un momento. Y hacerlo cuando los demás quisieran que nos calláramos. ¿Por qué quieren que nos callemos? Simplemente para gobernarnos pero nadie tiene el poder sobre mí excepto si yo se lo entrego.

 Ser sumiso está bueno ¿pero hasta dónde?

valentia

Hay días donde te comes el mundo, donde tienes la autoestima donde tiene que estar, esos días las cosas son más fáciles. Pero que pasa cuando estás como medio desconectado de la escena. Esos momentos en los que quisieras tener valentía para decir una cosa pero no puedes. Encima el hecho de registrar internamente esta imposibilidad hace que el problema crezca más.

Está bien ser sumiso, en el sentido de no ser rebelde y tolerar, pero no aguantar. Aguantar es distinto porque en algún momento estallará mi amor propio y me rebelaré contra la situación. Solo es cuestión de tiempo.

Si no te defiendes tú estás solo

Hay momentos donde parece que entra en juego la comodidad de los demás en contraposición a la tuya, pero no tiene que ser así. Siempre hay una salida ganar/ganar. Es más la vida está hecha para que ambos ganemos siempre. Incluso aunque ganar signifique en ese momento ceder al otro. Lo importante es no perder la libertad y el auto respeto.

Porque habría de perderlos, yo tengo tanto derecho como tú de gozar de la vida. Tú no me dirás como me tengo que comportar.

El respeto tiene que ser mutuo

Conseguir las cosas hoy en día con ética implica varias cualidades positivas dentro de la cual tiene que estar la valentía. En una relación ganar/ ganar no sirve que el respeto sea unilateral. Pronto se arruina todo intento de un intercambio que enriquezca a ambas partes.

El respeto tiene que basarse en las cualidades positivas de la otra persona, no en lo superficial. Sí basarse en los valores de la persona para ocupar un determinado puesto de importancia, no en el puesto en sí. Sí valoro a la persona por cómo es entonces la respetaré en todas las circunstancias.

Decir te quiero de forma silenciosa

Por último dar amor no siempre es decir literalmente “te quiero” aunque a veces en el momento justo si lo sea. Se puede amar a una persona y ese amor tomar distintas expresiones, por ejemplo, llegar temprano cuando me voy a encontrar con ella. También preparar una comida que contenga lo que a esa persona le gusta.

La lista tiene ilimitadas variantes, pero en definitiva se trata de pensar en la persona y hacer lo que a ella le gusta. Cultivar el amor de un ser querido es muy valioso porque ellos serán los que estén cuando nos toque vivir momentos difíciles.

carafaceolas