La vuelta al estado original

En la concepción teosofica, el alma evoluciona hacia sí misma, es decir, la esencia se desdobla en infinitas partes que poseen un átomo del Padre, y esa esencia que llaman Él Padre que está en secreto, guía al hombre hacia su re-conexión con la totalidad, para volver a su grandeza original.

29afeb23c02e91949c976b3ccf9f8cbc.jpg
Foto fuente: Pinterest

Esta idea con algunas variantes puede ser adaptada al conocimiento que practicamos en Brahma Kumaris. Porque el alma, la esencia, evoluciona desde su grandeza original, hacia el Padre que está en secreto, pero no es que está en secreto porque está en el interior de nosotros mismos, sino que está en secreto porque está en el silencio, más allá del mundo de imagen y sonido, pero a su vez el padre no tiene una imagen “física”, pero se puede decir que tiene una forma “no física”, espiritual, y es que El es un Alma, igual que nosotros, por eso se dice que estamos hechos a imagen y semejanza del nuestro Padre.

Cuándo Baba, Dios, viene al mundo físico, no encarna en su propio cuerpo. El toma prestado el cuerpo de un ser que en ese momento está impurificado cómo lo estamos la mayoría en este mundo, pero este ser tiene el destino más elevado en el Ciclo del Mundo, no solo por servir de carruaje al Padre, sino porque gracias a que es el Carruaje, es el primero en alcanzar el estatus de los habitantes del Paraíso, y por ende el que mayor estatus tiene, este instrumento fue recordado en las escrituras de la India cómo Brahma, y en este nacimiento, su último nacimiento, hace los esfuerzos necesarios para convertirse en el primer príncipe de la humanidad, es decir, Krishna, y el está junto con la primera princesa, Radhe, que también está estudiando en este tiempo con Dios, a pesar de no ser su carruaje (Jagadamba).

27849052005_60c5fb2e94_b

Radhe y Krishna se convierten en Lakshmi y Narayan en el nuevo mundo, en las escrituras se recuerda que Hánuman se miraba en el espejo para ver si era digno de casarse con Lakshmi y veía que efectivamente tenía cara de mono. En este tiempo, todos somos Hánuman, y gracias a la practica de los principios que nos enseña Dios a través de Brahma, podemos hacernos también dignos de casarnos con Lakshmi o con Narayan.

hqdefaultY esto lo lograremos por tener cómo Esposo (espiritual) a Dios, Baba, quién es recordado cómo Shiv Baba. Por tener todas las relaciones con Él no experimentaremos ninguna clase de soledad, siempre y cuándo nos desapeguemos del cuerpo y relaciones corporales.

Anuncios

La confluencia del Océano y los ríos

La esencia llega para nivelar a la expansión cuando llega a su punto culmine y empieza a decrecer, ahí empieza la Edad de la Confluencia, donde hay una confluencia del Oceano (Dios) y los ríos (las almas). Hay una cuestión de posicionamiento, el cielo o el infierno no existen arriba o abajo respectivamente sino que son aquí en la tierra, en Bharat (La India) pero en distintos períodos en la humanidad.  Cuando hay novedad y pureza es el cielo y luego cuando se vuelve viejo el mundo es el infierno.  En ese momento viene Dios.

imagen-de-la-Forma-Oval-compressed

Existe un Hogar, el Hogar Incorporal del que vienen las almas a tomar cuerpos.  El Hogar es la puerta de salida del viejo mundo y justo estamos ahora en ese momento, dejando el viejo mundo para evitar los suplicios del infierno.  Shiv Baba, Dios, el Donador de salvación para todos, el Liberador de tristeza, el Guía ha venido a llevarnos con Él de vuelta al hogar.

En el paraíso hay una sola lengua y una sola religión.  Es decir se habla hindi y existe la Religión Original y Eterna de las Deidades.  El subproducto de un mundo que se hace viejo es la multiplicación y proliferación de cultos y castas diversas, con opiniones encontradas en muchos temas filosóficos. 

Pero en nuestro corazón tenemos la esperanza de que en algún momento encontraremos el preciado objeto deseado, sea este la paz (de nuestra morada original) la felicidad (del nuevo mundo), la filiación (con el Padre y la familia divina).  Pero aquí tenemos que hacer una distinción, Dios no es un ser humano.  No.  Dios es el Padre Incorporal, por eso lo recordamos siempre con la forma oval. Por eso Él nos recuerda como salir de este mundo en el que estamos atrapados en la esclavitud de los vicios.

Imagen-de-Shiv-Baba-compressedLa salida es la espiritualidad.  Hay una espiritualidad que enseña Shiv Baba (El Padre Incorporal).  Teniendo fe en Él y en Su conocimiento iremos al hogar y saldaremos las cuentas karmicas con felicidad.  Pudiendo salir del atolladero en que nos encontramos que cada vez nos quita más energía y felicidad.  Maya (la conciencia del cuerpo), nos ha robado la bondad.

Usando los recursos dignamente podemos recuperar la humildad y el amor propio que nos permitirán amar a nuestros hermanos las almas para ayudarlos a reconectar con su esencia como seres espirituales hijos del Padre Espiritual y volver al hogar de paz y silencio ahora en la Edad de la Confluencia.