El agua del conocimiento, El fuego del Yoga

Son las dos herramientas que usa Dios, Nuestro Padre, para hacernos recordar nuestro estado original, dónde nuestro nivel de virtud estaba en su mayor esplendor. Algunos lo llaman pureza, otros espiritualidad, moralidad, etc. Pero lo cierto es que cuándo encontramos el punto de equilibrio entre lo físico y la espiritual, la vida se torna más tolerable y agradable. Recuperamos una relación sana con los demás y con nosotros mismos.

080f36c22d3315552c6d24e5da473337.jpg
Foto, fuente: Pinterest.com

¿Qué es el agua y el fuego del conocimiento y el Yoga (Raja Yoga)?

Dios, ha venido desde su Hogar, más allá del sonido, de completa Paz y Silencio. El nunca pierde Sus atributos originales de Paz, cómo así también sus demás atributos y valores, porque Él es un Ser Espiritual, que está completamente desapegado de la experiencia corporal, porque nunca tiene un cuerpo, propio.

Dios el mejor aliado en la batalla

El toma prestado el del primer hombre, Adán o Adi Dev, cómo se dice en La India. Pero no lo toma en el Paraíso, cuándo este primer hombre está en su estado de máximo esplendor, porque cuándo este Primer Hombre (Krishna), en su nacimiento anterior, había experimentado gracias al Conocimiento de Dios y el Yoga (Raja Yoga), pasar de ser el Feo a ser el Hermoso, Syan Sundar.

Él había hecho esfuerzos por purificar su alma con las alas del Conocimiento y el Fuego del Recuerdo Divino, del Recuerdo de Dios, el Raja Yoga. Y ese es el tiempo que estamos viviendo nosotros, un tiempo de transición. En el que también nosotros podemos seguir los pasos de Adi Dev y reclamar nuestra herencia del Paraíso en base a la pureza.

¿Qué es la Pureza?

La Pureza es el mayor poder que tenemos con nosotros. Porque la Pureza hace que las almas se inclinen ante nosotros. Todos aman a aquellos que son puros (excepto cuándo eso les crea conflictos en su conciencia).

Pero ¿Qué es la Pureza?…

No es ni más ni menos que nuestro estado original, de nosotros el ser espiritual, el alma, teníamos ese estado de máxima pureza de nuestras virtudes, y máxima energía en nuestro interior, sin fisuras y sin excepción antes de venir a este Mundo Físico. Por eso lo buscamos tanto.

Así que cuándo amamos a las almas puras e inocentes (cómo los niños), es porque sabemos que nosotros también eramos así, no solo en la niñez, sino a lo largo de todas y cada una de las existencias en las que nos sustentaba la energía de nuestra pureza. Pero lamentablemente, el estado del alma, sigue al estado del Mundo.

Cuándo estos primeros habitantes Originales del Paraíso, comenzaron a olvidar su grandeza cómo almas y comenzaron a verse cómo formas humanas y corporales,cayeron en la inconsciencia de su pureza original, y entonces, todos los que los seguimos, también nos vimos influidos por la conciencia del cuerpo.

Pero eso no está mal ni bien. Es así cómo tiene que suceder. A pesar de la conciencia del cuerpo, el alma, continúa siendo feliz por 2 milenios y medio. Cuándo el nivel de impureza nos genera una desconexión tal con nuestra alma, que ya comenzamos a echar de menos esos valores espirituales y los comenzamos a buscar de vuelta.

El peculiar momento actual

Y en eso estamos ahora, algunos satisfechos con lo que han encontrado cómo soporte espiritual, ya sea una filosofía o técnica de meditación, etc.

Pero sino es el caso de que estás contento, te invito a investigar un poquito en la Página de Brahma Kumaris (la que me ayudó a encontrar la graduación optima para mí tercer ojo espiritual, pero cada uno tiene que encontrar la suya). Por ahí te sirva si eres un buscador cómo yo y todos nosotros los viajeros nos encontramos en un punto muy particular en la historia. Nuestra alma nos reclama.

Anuncios

Cambiar el fuego de la Ira por la Meditación

La Ira es una emoción mal sana. Cuándo emerge en una situación, normalmente nos está avisando de que nos sentimos en peligro, o abusados en una determinada situación. A veces ni somos conscientes de ella, pero si tenemos la suerte de tomar conciencia de la causa de nuestro enojo, podemos hacer algo, antes de que nos perjudique. Pero cómo veremos al final, para mí, la mejor estrategia, es prevenir los ataques de Ira, a través de la meditación y una higiene de pensamientos positivos que nos alejen de esa emoción destructiva.

courses-we-offer2.jpg
Foto, fuente: brahmakumaris.org/es

¿Qué es el fuego de la ira?

No se si a ti te pasa lo mismo, pero siento que cada vez que estoy enojado o frustrado por algo, una impotencia se apodera de mí y me genera un fuego interno, sobre todo el la zona del pulmón y el corazón. Yo no soy médico o biólogo, pero calculo que tiene que ver con un montón de reacciones que tiene el cuerpo, y que durante la evolución del hombre, sirvieron para prepararse para la situación de luchar o huir de algún peligro para sobrevivir.

¿Sirve de algo el exceso de Ira?

La Ira, nos avisa de algún peligro o de que hay algún problema que nos perjudica allá afuera en el mundo. Pero normalmente, sentimos un exceso de emociones negativas y estrés cuándo sufrimos algún abuso, y es cómo si nos inmovilizaramos mientras somos consumidos por el fuego de la Ira, y entonces sentimos un deseo impulsivo de levantarnos y quejarnos con quién creamos que es el causante de esa injusticia.

Pero normalmente actuamos con un exceso de fuerzas, que termina perjudicándonos a nosotros mismos. Mientras que la situación que nos causo ese cóctel explosivo de emociones queda sin resolver. Así que no, el exceso de Ira no nos ayuda.

¿Cómo podemos evitar la Ira?

Hay dos estrategias que a mi me sirven para evitar la Ira, una antes que esta se manifieste, es decir una estrategia para prevenir esos ataques de Ira; y otra una vez que experimentamos sus efectos, en cuyo caso nuestros grados de libertad para actuar son menores y debemos hacer lo que podamos para sobrellevar nuestro berrinche.

  1. Estrategia Preventiva. Hay cosas que no podemos solucionar una vez que se presentan. Son frentes de batalla que se abren y nos generan una tensión y temor que nos dejan sin muchas opciones de decisión pro-activa. Pero tener una actitud espiritual, tomar conciencia de nuestra dimensión cómo almas, puntos de luz en el centro de la frente, distintos del cuerpo, y que a su vez, poseen todo el potencial para solucionar los problemas gracias a las virtudes y poderes espirituales que posee, entonces cambiaremos completamente la visión que tenemos con respecto a la vida y a nosotros mismos en relación con ella. Aquí es dónde entraría en acción el hábito de meditar y practicar la conciencia del alma.
  2. Estrategia Activa (en la situación). Esta también forma parte de la estrategia preventiva, pero viene una vez que la situación se ha producido y sentimos el fuego de la Ira subir por nuestra columna hacia el corazón. Se basa, en permanecer alerta cómo el vigía en época de guerra (cómo decía el Maestro Samael Aun Weor), y volvernos un observador de nuestros pensamientos, palabras y acciones. De esta forma, podremos ver si dejamos de pensar psicológicamente y comenzamos a reaccionar frente a las cuestiones. Producto de esto nos volvemos presa fácil de situaciones, que con una buena estrategia preventiva, de concientización espiritual, nos ayudaría a solucionar de forma mucho más eficiente.

Mi conclusión

En definitiva, se basa en tener una estrategia para la vida, que nos haga poner más el foco en lo positivo de la vida (el vaso medio lleno), que nos ayude a tener paciencia para solucionar las cuestiones a su debido momento, y una vez más que no nos gane el pesimismo. La meditación nos puede ayudar mucho en la estrategia de prevención porque nos hace tomar conciencia de nuestras virtudes y poderes espirituales, y nos hace tomar conciencia que los errores, que cometimos a través de este cuerpo, o en otros cuerpos anteriores, no forman parte de la esencia original y eterna del alma, y que con la conexión con el Padre (Raja Yoga), nos podemos liberar de las cadenas de lo que cometimos en el pasado porque desconocíamos esta información y no teníamos al Padre.

Las relaciones tóxicas y la meditación

Hace poco estaba revisando un artículo de Erick Copello en gananci.com sobre las personas tóxicas y las estrategias que podemos usar para lidiar con ellas (Por cierto te recomiendo el artículo y la página, aquí te dejo un enlace directo a el). Erick, se refería a que las personas a veces, incluso sin intención, pueden ser perjudiciales para nuestra salud emocional e incluso espiritual si nos relacionamos con ellas sin protegernos contra la negatividad que expresan.

feli.png
Foto, fuente: brahmakumaris.org.com

En el pasado, cuándo alguien me transmitía negatividad, solía no darme cuenta. Pero ahora, con la meditación, me siento con una mente más despejada, es cómo un lago, que con el pensamiento positivo y puro se ha aquietado, y entonces puedo ver mucho más claramente el tipo de energía que tienen mis pensamientos, tanto de los que me producen las situaciones externas, cómo los pensamientos que genero yo internamente.

Entonces, gracias a esto puedo ser más selectivo en cuánto a qué es aquello sobre lo que dejo trabajar a mi intelecto. Incluso, dicen que hay algunos yoguis de la India, que pueden desconectarse totalmente del mundo de los sentidos y entrar en una especie de trance profundo.

En mi caso, con resultados más modestos me conformo. Es cierto que con la practica de la meditación Raja Yoga, tanto sea durante la vida cotidiana (porque es una meditación que se puede practicar mientras realizo mis tareas cotidianas); pero también, y sobre todo, en los períodos de meditación sentada, puedo alcanzar una concentración considerable, dónde soy absorbido por un mundo que está más allá de lo que percibo con los sentidos físicos.

De esta forma, los pensamientos se aquietan cómo lo decíamos antes, y entonces la negatividad del exterior, no me hace tanto daño, de esta forma el estrés producido por las personas y las situaciones no me influye de la misma forma que si viviera las emociones de los otros a flor de piel, y sobre todo las negativas.

Esa profundidad que me hace penetrar en la parte espiritual de mi ser, me ha ayudado mucho en la vida, sobre todo para mantener la paz y crear relaciones más armoniosas y me ha ayudado a seleccionar, por ejemplo, dentro de las estrategias que plantea Erick Copello muy asertivamente en su artículo, cuál es la más positiva y constructiva en una situación determinada para mi y para las relaciones desafiantes que nos plantea la sociedad en estos tiempos que vivimos.

El pesimismo, el método para mantener las cosas cómo están

La meditación me puede ayudar a conectar con la positividad y la pureza del alma, que puede realmente transformar mi vida.

Porque en unas cuántas sesiones, sin expectativas, sólo incorporándola a mi rutina diaria, el resultado será una nueva luz en el intelecto, que disipa la oscuridad, y me hace ver los obstáculos cómo nubes.

z1012247_538200186278538_998157019_n[1] - copia.jpg
Foto, fuente: brahmakumarisvalencia.blogspot.com.ar
La meditación me hace ver qué tengo la capacidad de disipar con esfuerzo y voluntad, las contrariedades de la vida. Cómo reza un antiguo proverbio, si puedo ver un obstáculo, un problema, es porque tengo la capacidad de solucionarlo. Sino la mente no lo vería. Pero no tengo que ver los problemas, solo concentrarme en las soluciones, porque la solución me está esperando en la consciencia del alma, por eso es muy importante dar el primer paso en la meditación, y este es tomar consciencia de que soy un alma, un ser espiritual.

Luego de percibir que también tengo una dimensión espiritual, la solución del problema está en seguir meditando, y llenándome de poder espiritual. Para eso, el siguiente paso es conectarme con la Fuente de este poder, del poder del alma. Me refiero a Dios, El Alma Suprema, a quién se lo llamó con distintos nombres a lo largo de la historia y la evolución de la cultura: Shiva, Alá, Jehová.

Para esto también tengo que llegar con el pensamiento a dónde este Ser Espiritual, Incorporal. Este lugar que también fue conocido con distintos nombres cómo el Cielo, el Nirvana, Parandhan. El lugar que en el arte medieval era reservado para las Bóvedas de los Templos e Iglesias.

Allí podemos llegar exactamente conociendo cómo aquietar los pensamientos, y disminuir su flujo para que la mente entre en la experiencia del silencio a través de la meditación.

Pero antes de esta experiencia, tenemos que para conectar con estos elementos espirituales, tenemos que concentrarnos en aquello que es no físico, las analogías nos pueden servir cómo una escalera, pero luego cuándo llegamos arriba, tenemos que dejar la escalera, pero no perder la conexión con nuestra naturaleza espiritual, cómo decíamos, el alma.

El alma es la fortaleza, el alma es el principio espiritual en nosotros, la vida, por guiarnos por estos pensamientos de que soy un ser espiritual, y experimentar su verdad, belleza y bondad en meditación, entonces esto nos sirve cómo parámetro, para alejarnos de las acciones que nos den sufrimiento.

Si queremos servir a las almas, pero no mantenemos un equilibrio con una auto-profilaxis del alma, entonces lo que intentemos realizar no tendrá cimientos fuertes, entonces, nos encontraremos cayendo por la propia gravedad de las acciones que realicemos, porque nuestro propósito ya no está visible, no estamos conscientes de el.

Entonces, abrimos la puerta a la vieja personalidad, y perderemos la realeza de la pureza y la limpieza del alma. Hay una cosa que podemos controlar, nuestro propio espacio, interno y externo. Nuestro comportamiento tiene que reflejar los arquetipos con los que comulgamos internamente.

Candenu, la que satisface los deseos de todos

El recuerdo de Dios, es el alimento del intelecto, es cómo el Sol, más bien, que ayuda a procesar el alimento del conocimiento que nos da El Padre, en la forma del Profesor Supremo.

vaca-z
Foto, fuente: tuotrodiario.hola.com

No es necesario reparar en las debilidades de los demás, en los errores que alejan su espiritualidad de su consciencia. Las almas que no conocen a Baba, tienen un lema y es “matar o morir”, nosotros hemos muerto en un segundo, porque conocemos a Baba y experimentamos que Dios nos colma espiritualmente.

El es el Donador de Paz y Felicidad, el que satisface todos los deseos puros del alma. Y nos convierte así también a nosotros en este sentido. Los primeros que se han vuelto tan elevados y espirituales son Baba y Mama, por eso a Mama se la recuerda cómo Candenu, la boca de la vaca, la que satisface todos los deseos.

Y nosotros, numéricamente, de acuerdo al esfuerzo que realicemos, también nos podemos convertir en esto.

¿Cómo podemos concretamente?

Siguiendo las Direcciones del Padre, su Shrimat, teniendo su compañía en el intelecto, si recordamos a otros seres humanos, es que tenemos apego a ellos.

Entonces la clave es morir en vida, en el intelecto, que el intelecto se vuelva la vasija vacía, así podemos llenarnos de paz a través de la meditación con Dios.

Cuándo la situación se vuelva fuego, solo podremos servir a través de nuestra mente, todos buscan refrescarse cuándo hay fuego, buscan la paz, tenemos que convertirnos en personificaciones de la paz, que los demás sientan que solo pueden venir a nosotros a experimentar paz.

Eso es ser una personificación del Recuerdo.

No me definen las estructuras físicas

El respeto es la capacidad de dar amor, en la forma de consideración, y hasta admiración, pero recordando que soy un alma, recordando que dentro del alma están los poderes y virtudes, que me ayudarán a sintetizar la vida, a encontrar la esencia.

imagen-de-brahma-kumaris-slide-el-cuadro-de-la-escalera1-compressed.jpg

Necesidad de expresar todos estos tesoros, nunca va a faltar, sobre todo porque son las energías del alma, la pulsión de la vida, pero tengo que expresarme encauzando esas energías de forma positiva.

Nunca debo buscar la confirmación de lo que expreso en una determinada cuestión física, porque las estructuras físicas no están para completar al alma, solo son estructuras, peldaños de los que me agarro para escalar en el sendero de la consciencia.

Para encaramarme en lo más alto de la “torre” de la consciencia.

Shiv Baba dice que debemos ser “torres de paz”.

Pero una torre tiene que tener cimientos sólidos, bases firmes, sobre la cuáles apoyar la estructura, la arquitectura del alma.

Pero mis metas no tienen que estar definidas por los puntos intermedios de la torre, los miradores que hay en el camino. Mi meta y objetivo tiene que ser llegar hacia lo más alto, allí dónde no hay más para subir. Y siempre habrá más para subir, pero al final del día, todo lo que avance será solo un punto de referencia, que me servirá para saber que quiero y puedo subir más. Sin temor, porque no me puedo caer.

Después de todo soy un alma, un ser espiritual, y un ser espiritual no está definido por estructuras físicas.

El pensamiento: una piedra arrojada al estanque de la mente

El pensamiento es la semilla de la acción, según cómo sean mis pensamientos, así serán mis acciones, y por lo tanto, el resultado que reciba por las mismas. Si quiero conocer la felicidad, tengo que hacer acciones que me traigan felicidad.

lake-2798654_640.jpg

Y cada acción realizada a partir de estos pensamientos, es a su vez cómo una piedra arrojada a al estanque de la vida; que genera ondas en la superficie del agua, y esas ondas tendrán una longitud y profundidad que afectarán o perturbarán esas aguas.

Si practico la meditación, entonces, mis acciones y movimientos en la danza de la vida, serán suaves, armonizarán con los movimientos de los demás, la superficie del agua, que son nuestras mentes, seguirá cristalina, fácilmente se podrá leer lo que esa mente quiso pensar, es decir habrá simplicidad en las mentes y en los corazones de tales personas.