Minimizar el “quiebre” meditando

En el Coaching se habla de “quiebre” y se refieren a el cómo el momento dónde el proceso de la vida deja de ser “transparente” y se produce una especie de despertar. Porque consideran que hasta ese momento la persona estaba dormida en una determinada situación.

Realmente la situación siempre estuvo ahí, pero nosotros no eramos conscientes de ella, tuvo que haber una agudización de la misma para que pretendiéramos que estaba allí.

hqdefault (1).jpg
Foto fuente: youtube.com

De cualquier manera no siempre los despertares son tan bruscos. Muchas veces podemos tomar conciencia de una situación que nos traerá conflictos, antes de que la misma se presente y hacer algo al respecto para evitar o minimizar sus consecuencias. Esto es un hecho para algunas filosofías cómo el Budismo, y está bien expresada en sus cuatro nobles verdades.

La meditación me ayuda a minimizar estas consecuencias

Particularmente el método que yo elegí y a mí me funciona es la meditación Raja Yoga, la cuál me ayuda a calmar los pensamientos para tomar decisiones más integras, que me permitan evitar futuras consecuencias evitables.

Porque muchas veces tomamos decisiones mientras nuestro intelecto está coloreado por los colores de la inestabilidad que vivimos en el mundo moderno, sobre-informado, dónde perdemos de vista cuál es nuestro propio punto de vista justamente por la falta de perspectiva que tenemos a veces, que hace que nos identifiquemos con casas que vienen de afuera de nuestra mente, que nosotros importamos y tenemos la ilusión que sino nos ponemos a tono con esa realidad ilusoria, que a su vez experimentan casi todas las personas, entonces no hay otra forma de hacer las cosas.

Pero podemos buscar una tercera posición, que nos permite tomar las riendas de nuestra vida porque nos pone en el medio de todo lo que llega y pasa por nuestras vidas, una posición de observador desapegado, que ve las cosas cómo un testigo imparcial para tomar la decisión más beneficiosa para el y la situación en la que decidió involucrarse porque asumió la responsabilidad que le toca de las cosas, pero también por libre elección y a todos nos gusta sentirnos libres de elegir.

Esa posición, decía, particularmente la logro en varias situaciones de mi vida gracias a la meditación Raja Yoga, que practico en Brahma Kumaris.

Te dejo un link a un centro cerca de tu lugar de residencia para que tu también te acerques a esta técnica de meditación sencilla pero que a su vez profundizará tu vida. (Todas las actividades de Brahma Kumaris son libres y gratuitas).

Anuncios

Vivir sin límites

Necesitamos volver la mirada hacia el interior, para olvidar todo aquello que nos distrae de la esencia. La esencia es aquello que viene innato en el ser, aquello que no nace ni muere, sin proyecciones mentales de ningún tipo, que predisponen y afectan nuestra realidad.

banner-faq.jpg
foto fuente: brahmakumaris.org

En una situación dada, si tenemos imparcialidad de nuestra mente, es decir, si nuestro corazón está en el justo medio, sin sentimientos de rechazo ni de atracción (lo cuál es muy difícil en el mundo de hoy del Marketing), entonces mantendremos una de las joyas más valoradas hoy en día y que se está volviendo cada vez más rara: la ecuanimidad.

Pero es casi imposible lograr esta predisposición mental hacia lo esencial, solo a través del poder de controlar, porque somos la causa de nuestros propios problemas, necesitamos una fuerza y un campo de atracción que nos atraiga hacia la órbita de la espiritualidad, que nos libere de las ideas y creencias preconcebidas, y que mejor fuente de Fuerza Espiritual que El Padre Espiritual, El Padre del alma.

Recordar a Dios, es la forma en la que nos manifiesta Él de que nos mantendremos entretenidos y atraídos hacia el alma, porque eso es lo que somos en esencia, un alma.

En el centro del alma están los pensamientos más poderosos y positivos. Conectar con Dios en Yoga (Raja Yoga), nos garantiza que nuestros esfuerzos por liberarnos de los pensamientos inútiles e inservibles tendrán por lo menos, mayor precisión y posibilidad de llegar a buen puerto.

Porque cuánto más pensamos en Dios, El Padre Supremo, Alma Suprema, una Orbe Suprema y Dichosa de amor puro, Incorporal, un punto de luz, que habita en la Región de Luz que los místicos llaman el Cielo, o El Nirvana, nos lleva a esa experiencia de Paz que por tanto tiempo hemos estado buscando.

Y es que hemos estado buscando tanto la paz porque la paz nos permite que nuestra mente esté calmada y que el intelecto pueda elegir con más precisión que pensamientos nos llevarán a la consecución de nuestras metas.

Las dependencias del alma

Las tablas a las que el alma se fue aferrando (a lo largo incluso de varios nacimientos) y se sigue aferrando, son múltiples, es decir, religiones, filosofías, personas e incluso objetos materiales y sustancias. Tanto es así que hoy se cree a estas cosas indispensables para sobrevivir. Y si bien es cierto que no podemos contra todo el mundo y necesitamos de los demás y asociarnos libremente, el tema es cuándo hay una dependencia de aquellas cosas, y olvido que en el centro de todo lo que viene y pasa por mi vida, estoy yo, es decir, el alma, el ser espiritual.

images el sendero
Foto, fuente: elsenderodelchaman.com

Cuándo buscamos cosas para satisfacer nuestras necesidades emocionales, en realidad estamos distorsionando un deseo del alma de sentirse completa y satisfecha. Y esa satisfacción nunca puede venir de las cosas materiales.

Las cosas externas, incluyendo las personas, van y vienen, estas no permanecen eternamente porque la materia está destinada a desgastarse con el paso inexorable del tiempo, pero lo que permanece es la energía pura e ilimitada que es eterna, y vuelvo a hacer referencia aquí al alma.

El alma es un punto de luz de energía incorporal, que tiene su asiento en el cuerpo en la glándula pineal, y desde allí controla todas las funciones cerebrales y en general vitales. Y esto lo hace en forma inconsciente, pero también realiza otra función que podemos manejar conscientemente, y es la función con la que tomamos decisiones en la vida, y es el pensamiento.

Profundizando un poquito más vemos, que el alma tiene tres “órganos” sutiles, es decir, la mente (que crea pensamientos), el intelecto (que juzga la calidad de estos pensamientos para ponerlos en práctica o no) y el subconsciente (que dispara constantemente experiencias al intelecto almacenadas a la manera de ranuras en una tabla de madera).

Entonces, en definitiva:

¿Qué función me puede ayudar a controlar el poder de los pensamientos, y hacerme amigo de la mente, intelecto y del subconsciente?:

la meditación.

Particularmente la meditación Raja Yoga, que practico desde 1997, me ha ayudado mucho a centrarme más en el ser, y ser más consciente de los aspectos esenciales de la vida, solo hay que ponerla en practica y tener paciencia. Te dejo un link a un centro de meditación cerca tuyo para que te acerques a practicar libremente, todas las actividades de Brahma Kumaris son gratuitas y laicas.

Las relaciones tóxicas y la meditación

Hace poco estaba revisando un artículo de Erick Copello en gananci.com sobre las personas tóxicas y las estrategias que podemos usar para lidiar con ellas (Por cierto te recomiendo el artículo y la página, aquí te dejo un enlace directo a el). Erick, se refería a que las personas a veces, incluso sin intención, pueden ser perjudiciales para nuestra salud emocional e incluso espiritual si nos relacionamos con ellas sin protegernos contra la negatividad que expresan.

feli.png
Foto, fuente: brahmakumaris.org.com

En el pasado, cuándo alguien me transmitía negatividad, solía no darme cuenta. Pero ahora, con la meditación, me siento con una mente más despejada, es cómo un lago, que con el pensamiento positivo y puro se ha aquietado, y entonces puedo ver mucho más claramente el tipo de energía que tienen mis pensamientos, tanto de los que me producen las situaciones externas, cómo los pensamientos que genero yo internamente.

Entonces, gracias a esto puedo ser más selectivo en cuánto a qué es aquello sobre lo que dejo trabajar a mi intelecto. Incluso, dicen que hay algunos yoguis de la India, que pueden desconectarse totalmente del mundo de los sentidos y entrar en una especie de trance profundo.

En mi caso, con resultados más modestos me conformo. Es cierto que con la practica de la meditación Raja Yoga, tanto sea durante la vida cotidiana (porque es una meditación que se puede practicar mientras realizo mis tareas cotidianas); pero también, y sobre todo, en los períodos de meditación sentada, puedo alcanzar una concentración considerable, dónde soy absorbido por un mundo que está más allá de lo que percibo con los sentidos físicos.

De esta forma, los pensamientos se aquietan cómo lo decíamos antes, y entonces la negatividad del exterior, no me hace tanto daño, de esta forma el estrés producido por las personas y las situaciones no me influye de la misma forma que si viviera las emociones de los otros a flor de piel, y sobre todo las negativas.

Esa profundidad que me hace penetrar en la parte espiritual de mi ser, me ha ayudado mucho en la vida, sobre todo para mantener la paz y crear relaciones más armoniosas y me ha ayudado a seleccionar, por ejemplo, dentro de las estrategias que plantea Erick Copello muy asertivamente en su artículo, cuál es la más positiva y constructiva en una situación determinada para mi y para las relaciones desafiantes que nos plantea la sociedad en estos tiempos que vivimos.

El pesimismo, el método para mantener las cosas cómo están

La meditación me puede ayudar a conectar con la positividad y la pureza del alma, que puede realmente transformar mi vida.

Porque en unas cuántas sesiones, sin expectativas, sólo incorporándola a mi rutina diaria, el resultado será una nueva luz en el intelecto, que disipa la oscuridad, y me hace ver los obstáculos cómo nubes.

z1012247_538200186278538_998157019_n[1] - copia.jpg
Foto, fuente: brahmakumarisvalencia.blogspot.com.ar
La meditación me hace ver qué tengo la capacidad de disipar con esfuerzo y voluntad, las contrariedades de la vida. Cómo reza un antiguo proverbio, si puedo ver un obstáculo, un problema, es porque tengo la capacidad de solucionarlo. Sino la mente no lo vería. Pero no tengo que ver los problemas, solo concentrarme en las soluciones, porque la solución me está esperando en la consciencia del alma, por eso es muy importante dar el primer paso en la meditación, y este es tomar consciencia de que soy un alma, un ser espiritual.

Luego de percibir que también tengo una dimensión espiritual, la solución del problema está en seguir meditando, y llenándome de poder espiritual. Para eso, el siguiente paso es conectarme con la Fuente de este poder, del poder del alma. Me refiero a Dios, El Alma Suprema, a quién se lo llamó con distintos nombres a lo largo de la historia y la evolución de la cultura: Shiva, Alá, Jehová.

Para esto también tengo que llegar con el pensamiento a dónde este Ser Espiritual, Incorporal. Este lugar que también fue conocido con distintos nombres cómo el Cielo, el Nirvana, Parandhan. El lugar que en el arte medieval era reservado para las Bóvedas de los Templos e Iglesias.

Allí podemos llegar exactamente conociendo cómo aquietar los pensamientos, y disminuir su flujo para que la mente entre en la experiencia del silencio a través de la meditación.

Pero antes de esta experiencia, tenemos que para conectar con estos elementos espirituales, tenemos que concentrarnos en aquello que es no físico, las analogías nos pueden servir cómo una escalera, pero luego cuándo llegamos arriba, tenemos que dejar la escalera, pero no perder la conexión con nuestra naturaleza espiritual, cómo decíamos, el alma.

El alma es la fortaleza, el alma es el principio espiritual en nosotros, la vida, por guiarnos por estos pensamientos de que soy un ser espiritual, y experimentar su verdad, belleza y bondad en meditación, entonces esto nos sirve cómo parámetro, para alejarnos de las acciones que nos den sufrimiento.

Si queremos servir a las almas, pero no mantenemos un equilibrio con una auto-profilaxis del alma, entonces lo que intentemos realizar no tendrá cimientos fuertes, entonces, nos encontraremos cayendo por la propia gravedad de las acciones que realicemos, porque nuestro propósito ya no está visible, no estamos conscientes de el.

Entonces, abrimos la puerta a la vieja personalidad, y perderemos la realeza de la pureza y la limpieza del alma. Hay una cosa que podemos controlar, nuestro propio espacio, interno y externo. Nuestro comportamiento tiene que reflejar los arquetipos con los que comulgamos internamente.

Aplicar la fuerza de voluntad

Permanecer absorto en el amor del Padre desde las horas tempranas de la mañana, es permanecer desapegado. De esa forma es fácil desafiar a la gravedad y aplicar la fuerza de la voluntad para vencer los obstáculos.

Hay un camino al Hogar, al corazón de Dios, y ese camino fue recorrido ya casi en su totalidad por Brahma Baba, nosotros tenemos que seguir esas pisadas. Brahma Baba, es el instrumento que utiliza Dios, para hablar este conocimiento.

60d59f1f3fd8963c62432d07c5954667.jpg
Foto, fuente: pinterest

Principalmente utiliza el cuerpo y las memorias de este ser humano. Pero no las utiliza así nomas, sino que las utiliza a medida que las va purificando y renovando. En realidad, el mismo Brahma hace el esfuerzo de purificarse, utilizando su propia voluntad, el también desafía a la gravedad.

Por eso en Brahma Kumaris, seguimos el ejemplo de Brahma, porque es el primero que se volvió karmateet, es decir, libre de karma, lo que es lo mismo que decir igual a Dios, El Liberador, y es este sentido también nosotros liberamos a las almas del sufrimiento.

La forma fácil de vencer los obstáculos es seguir, como decíamos, los pasos de Brahma Baba, y el, al igual que nosotros, buscamos siempre ser obedientes al Padre, es decir, desde el principio, Shiv Baba, cómo El Profesor Supremo, nos dictó un código de conducta, el cuál, lejos de estructurar nuestra vida y dificultarnos el vivir, lo hizo extremadamente fácil, porque Shiv Baba, Es el Todo Conocedor.

El conoce los secretos del principio medio y fin, y conoce al alma, y entonces, nos puede dar los lineamientos para que no nos metamos en problemas. Entre estos lineamientos que forman un Código están el de meditar en las horas temprano de la mañana. Meditar en todo momento que pueda, o las situaciones de la vida cotidiana me lo permitan. Permanecer célibes, entre otros.

Pero si lo analizas bien, desde el comienzo de nuestra practica de meditación Raja Yoga, el esfuerzo grosero es básicamente ponernos a tono con estos lineamientos. Pero es el esfuerzo que más a consciencia hacemos, porque tenemos el corazón repleto de amor. Dios, nos colma con el amor de haberlo encontrado, parece que todo es posible junto con Él, entonces, volverse vegetariano, o célibe, parece poco en comparación de volverse parte de la familia Brahmin, es decir un hijo adoptivo de Dios, a través del conocimiento.

Porque cómo un hijo de Dios, obtengo, cómo derecho de nacimiento, todos los tesoros del corazón de Tal Padre, y todos los poderes y virtudes que soñé desde siempre, y que buscaba en mi vida, la colman de felicidad.

Experimento, con cada paso que doy en el cumplimiento de los lineamientos una felicidad sin límites. Siento que toda mi búsqueda de Dios, y mi deseo de religiosidad, de este nacimiento, e incluso de muchos nacimientos, es finalmente satisfecho. Y Dios, se hace cargo de mí desde ese momento. A cada paso que doy en el cumplimiento del código de conducta.

Entonces realizo que puedo obtener literalmente un palacio, con solo entregar un puñado de arroz ¿No crees que es un buen negocio?

Tener buenos deseos y sentimientos puros

Comprender un adversario, es tener buenos sentimientos y deseos puros, incluso por aquellos que se oponen a nosotros, me refiero a cuándo esa oposición amenaza nuestra tolerancia.

doclib.png
Foto, fuente: brahmakumaris.org/es

¿Cómo salir adelante en situaciones dónde sentimos intolerancia a la oposición?

Recordar que soy un alma, y en general no tener la más mínima arrogancia de cosas sutiles, cómo virtudes, cualidades, conocimientos, de esa forma podré poner un punto final al pasado y viajar al Hogar, poner un punto final al pasado es muy importante aquí, porque a veces lo que no me permite volverme incorporal (libre de karma) es la conexión con pensamientos, palabras acciones que realicé en el pasado, que giran cíclicamente en el intelecto y me mantienen en un círculo vicioso.

¡Sabemos que involucrarnos en el vicio, no está bien!

Para cortar con este ciclo, tenemos que decidir que ya no queremos más la tristeza que nos genera el vicio.

¿Y cómo obtengo desagrado por el vicio?

Concentrar los pensamientos en El Padre y el Hogar, mantener la conexión con el Padre Espiritual. El Alma Suprema, y conectarnos con la experiencia del silencio.

Primero para esto podemos hacer pequeñas pausas durante el día para Recordar mi filiación espiritual con este Ser, además de períodos más o menos prolongados de concentración también exclusiva con Él en los momentos de “ocio”.

Luego, cuándo va pasando al tiempo, podemos gracias a la concentración y el refuerzo de nuestras habilidades espirituales e intelectuales producto de estos períodos prolongados de meditación; comenzar a mantener el intelecto en Yoga con El Padre (Raja Yoga), mientras realizamos nuestras tareas.

Y para hacer esto necesitamos una experiencia del silencio tal, que comprendamos que pertenecemos a esta Tierra del Silencio, y que ya no pertenecemos más a este mundo que está acabando las posibilidades de darnos paz y felicidad cuándo nos apegamos a este.

Te dejo una meditación para que aumentes esta experiencia del Silencio durante el día:

Candenu, la que satisface los deseos de todos

El recuerdo de Dios, es el alimento del intelecto, es cómo el Sol, más bien, que ayuda a procesar el alimento del conocimiento que nos da El Padre, en la forma del Profesor Supremo.

vaca-z
Foto, fuente: tuotrodiario.hola.com

No es necesario reparar en las debilidades de los demás, en los errores que alejan su espiritualidad de su consciencia. Las almas que no conocen a Baba, tienen un lema y es “matar o morir”, nosotros hemos muerto en un segundo, porque conocemos a Baba y experimentamos que Dios nos colma espiritualmente.

El es el Donador de Paz y Felicidad, el que satisface todos los deseos puros del alma. Y nos convierte así también a nosotros en este sentido. Los primeros que se han vuelto tan elevados y espirituales son Baba y Mama, por eso a Mama se la recuerda cómo Candenu, la boca de la vaca, la que satisface todos los deseos.

Y nosotros, numéricamente, de acuerdo al esfuerzo que realicemos, también nos podemos convertir en esto.

¿Cómo podemos concretamente?

Siguiendo las Direcciones del Padre, su Shrimat, teniendo su compañía en el intelecto, si recordamos a otros seres humanos, es que tenemos apego a ellos.

Entonces la clave es morir en vida, en el intelecto, que el intelecto se vuelva la vasija vacía, así podemos llenarnos de paz a través de la meditación con Dios.

Cuándo la situación se vuelva fuego, solo podremos servir a través de nuestra mente, todos buscan refrescarse cuándo hay fuego, buscan la paz, tenemos que convertirnos en personificaciones de la paz, que los demás sientan que solo pueden venir a nosotros a experimentar paz.

Eso es ser una personificación del Recuerdo.

Necesidades Vs Posibilidades

La diferencia entre ambas es que la necesidad ve la carencia, y por lo tanto le pone un límite a mi potencial, límite que a veces es necesario para evitar la arrogancia, que la posibilidad que no está equilibrada con la sensatez puede causar.

26
Foto, fuente: BrahmaKumarisValencia.blogspot.com.ar

Soy un alma, es verdad, soy incorporal, es verdad. No estoy limitado por las estructuras físicas, en esencia eso es cierto. Pero ocupo un determinado papel en la sociedad, producto de la consciencia con la que realicé las acciones en el pasado.

Y esa consciencia, corre el riesgo de ser influida por la sensación de carencia que provoca la necesidad cuándo se vuelve una preocupación. Para emprender se necesita no perder el contacto con “aprender”, sino se corre el riesgo de volverme insensato y así pierdo la conexión con lo que verdaderamente necesito para mi progreso espiritual.

Paz y pasividad

Ser pacífico para ser feliz, está bien, pero hay una diferencia entre paz y pasividad, la una es distinta de la otra. La paz es una sensación de serenidad mental, en la que me puedo sentir mucho más cómodo y a gusto con las situaciones, aunque estas no sean del todo confortables. La pasividad es el estado de hartazgo de una situación y un profundo sentimiento de buscar la salida a esa situación, la necesidad de parar con una determinada situación y los efectos que esta me produce en la mente.

Una mente pacífica no necesita escapar, es decir tiene capacidad de resiliencia frente a la adversidad. La meditación nos puede hacer experimentar olas de paz, olas de amor, que vienen al intelecto por la conexión con El Padre.

Particularmente el Raja Yoga, a mí me ayuda a experimentar esta paz en la forma de vibraciones sutiles, que me llegan desde el Hogar y del Padre que habita en este Hogar.