Los 8 Poderes: 7 – Poder de Tolerar

El Poder de Tolerar es aquel que me permite mantenerme desapegado del dolor o incluso el sufrimiento que una situación puede provocar.  Sin temor a equivocarme digo que es el Poder que nos puede sacar de un estado depresivo, un estado donde sentimos cómo un vacío en el corazón.  Vacío provocado por alguna situación disfuncional en nuestra familia o en la sociedad en general.

8-poderes-Poder-de-Tolerar

Cuándo alguien no hace algo que esperábamos o hace algo que no esperábamos, lo mejor que podemos hacer es tolerar la situación.  Pero hay una diferencia entre aguantar y tolerar.  Aguantar es en base a la fuerza y a costa de nuestro cuerpo y mente.  Tolerar es en base a la comprensión espiritual y es ilimitado.  Nunca nos revelamos contra el perpetrador porque ahí confirmamos que estábamos aguantando la situación en vez de tolerar.

El secreto de la Tolerancia y por lo tanto del Poder de Tolerar es comprender que en este mundo, todo se desarrolla de acuerdo a un guión preciso y que todo se desarrolla de acuerdo a cómo tiene que ser.  Por supuesto cuándo sufrimos un revés en la vida, una situación dolorosa que tenemos que afrontar, es inevitable sentir justamente dolor, pero no es necesario prolongar el sufrimiento.

Para esto es la meditación y el conocimiento espiritual que da Dios El Padre Supremo/ Alma Suprema.  Con estas dos herramientas se reduce considerablemente el rebote que me puede suponer una caída en mi estado interior.  Por último, tolero porque me pongo a la sombra del Árbol Kalpa y comprendo que no todos somos iguales y pensamos igual. Pero lo que si es cierto es que todas las religiones apuntan a un aspecto del mismo Dios, aunque se llame de distinta manera.

Te dejo una meditación al Poder de Tolerar.  Si te gusta, por favor déjame un comentario.

Foto: JaimeLucione.com

Anuncios

Los 8 poderes espirituales

Los 8 Poderes son herramientas de las que me dota Dios para llevar a cabo la propia transformación y la transformación del mundo.  A través de ellos puedo mantener la pureza del alma aún en las situaciones de la vida que no son tan propicias para ello.  Son poderes espirituales.  Son poderes sobre el propio ser.  No poder físico sobre otros.  Solo podemos influir positivamente en el mundo si primero nos transformamos a nosotros.  A continuación los 8 Poderes.

imagen-de-Brahma-Kumaris-8-poderes-India-1-compressed

  1. Poder de introversión:  Es cuando vemos una situación que no nos gusta o no estamos de acuerdo.  No tenemos que identificarnos con ella.  Gracias al poder del yoga, es decir la conexión del yo con su esencia interior y hasta la conexión con El Hogar me desapego del mundo. No participo de la escena o mejor dicho no soy influido por ella.
  2. Poder de Empaquetar (soltar):  Es el poder que uso cuando fui a la esencia, emerjo nuevamente en el mundo de la acción pero tomando en cuenta la escencia de la situación. Solo los puntos necesarios de contacto entre el mundo, el ser y otros involucrados en la situación de tal manera que pueda actuar integra y positivamente.  El resto lo descarto.
  3. Poder de Tolerar (tolerancia):  Una vez que empaqueté, es decir que solo tomé la esencia, comprendo que todos somo almas hermanas involucradas de una forma u otra en el mundo de la acción.  Es decir el mundo físico.  De imagen y sonido.  Y que cada uno tiene su papel en la Obra ilimitada del mundo.  Pero yo permanezco conectado con El Padre y desde allí tolero las situaciones con misericordia si es que alguien todavía no encontró su centro.  La tolerancia se vuelve parte de los frutos que obtengo de la meditación Raja Yoga.
  4. Poder de Discernir: Una vez que toleré, discierno la situación.  Otra vez, gracias al conocimiento y el yoga que tengo con El Padre.  De esta forma puedo interactuar con los demás y el mundo sin perder la escencia de mi interior.  Es decir, sin volverme extrovertido y perder el poder espiritual.
  5. Poder de Juzgar:  Gracias al discernimiento que me brinda el conocimiento y el yoga con Dios, me estabilizo en mi religión original (la paz, el amor y la pureza) y juzgo en base a la experiencia todo aquello que no se corresponde con esos valores y me desapego de ello.  No tomo de ello.  Eso me permite mantener el poder espitiual.
  6. Poder de Trasformar (afrontar):  Si es necesario luego de juzgar si una situación es o no correcta para mí, la transformo con la convicción de que estoy en lo correcto.  Esto no implica cerrarme a las opiniones de los otros, pero significa la determinación de seguir adelante con las decisiones tomadas.
  7. Poder de Adaptarme (flexibilidad):  Si la situación de momento no se puede transformar porque por ejemplo no tengo el poder suficiente y los recursos me adapto a ella.  Esto no quiere decir dejar de hacer esfuerzos espirituales para transformarla en el futuro si es conveniente.
  8. Poder de Cooperar:  Como resultado de los anteriores 7 poderes me vuelvo un instrumento para que Dios me use para despertar a mis hermanos dormidos que se encuentran alrededor mío durante la vida cotidiana.  Despertarlos no es solo darle la presentación de Shiv Baba, sino dar la experiencia de algo distinto.  No más de lo mismo.

Y tu ¿Con qué poder te identificas más? ¿Con todos? ¿Los reconoces todos en tu interior?

Te invito a que escuches un bello CD acerca de los ocho poderes, muy cortito, se llama “El Sabio y el Viajero”.

Comparte el artículo si te ha parecido interesante.

La valentía hace las cosas más fáciles

A veces necesitamos amor, pero a veces es necesario ser firmes. El coraje es una herramienta que nos ayuda a ser más positivos porque podemos expresar lo que es importante en un momento. Y hacerlo cuando los demás quisieran que nos calláramos. ¿Por qué quieren que nos callemos? Simplemente para gobernarnos pero nadie tiene el poder sobre mí excepto si yo se lo entrego.

 Ser sumiso está bueno ¿pero hasta dónde?

valentia

Hay días donde te comes el mundo, donde tienes la autoestima donde tiene que estar, esos días las cosas son más fáciles. Pero que pasa cuando estás como medio desconectado de la escena. Esos momentos en los que quisieras tener valentía para decir una cosa pero no puedes. Encima el hecho de registrar internamente esta imposibilidad hace que el problema crezca más.

Está bien ser sumiso, en el sentido de no ser rebelde y tolerar, pero no aguantar. Aguantar es distinto porque en algún momento estallará mi amor propio y me rebelaré contra la situación. Solo es cuestión de tiempo.

Si no te defiendes tú estás solo

Hay momentos donde parece que entra en juego la comodidad de los demás en contraposición a la tuya, pero no tiene que ser así. Siempre hay una salida ganar/ganar. Es más la vida está hecha para que ambos ganemos siempre. Incluso aunque ganar signifique en ese momento ceder al otro. Lo importante es no perder la libertad y el auto respeto.

Porque habría de perderlos, yo tengo tanto derecho como tú de gozar de la vida. Tú no me dirás como me tengo que comportar.

El respeto tiene que ser mutuo

Conseguir las cosas hoy en día con ética implica varias cualidades positivas dentro de la cual tiene que estar la valentía. En una relación ganar/ ganar no sirve que el respeto sea unilateral. Pronto se arruina todo intento de un intercambio que enriquezca a ambas partes.

El respeto tiene que basarse en las cualidades positivas de la otra persona, no en lo superficial. Sí basarse en los valores de la persona para ocupar un determinado puesto de importancia, no en el puesto en sí. Sí valoro a la persona por cómo es entonces la respetaré en todas las circunstancias.

Decir te quiero de forma silenciosa

Por último dar amor no siempre es decir literalmente “te quiero” aunque a veces en el momento justo si lo sea. Se puede amar a una persona y ese amor tomar distintas expresiones, por ejemplo, llegar temprano cuando me voy a encontrar con ella. También preparar una comida que contenga lo que a esa persona le gusta.

La lista tiene ilimitadas variantes, pero en definitiva se trata de pensar en la persona y hacer lo que a ella le gusta. Cultivar el amor de un ser querido es muy valioso porque ellos serán los que estén cuando nos toque vivir momentos difíciles.

carafaceolas

¿Por qué a veces nos sentimos cansados?

Donde hay pérdida de energía la hay también de tiempo. El día tiene 24 horas y es mucho tiempo si se lo usa eficientemente pero poco si se lo malgasta. La meditación sirve para optimizar el tiempo y en este sentido no es una perdida. Porque me permite discernir correctamente el curso de acción óptimo.

Cuidar la energía, no malgastarla

Si la visión es errada en cuento a algo se malgastan muchos recursos que luego no tendré para otra cosa. La rutina tiene que estar bien definida, sobre todo en cuanto a mis formas predilectas de perder el tiempo, las cuales tengo que evitar.

Equilibrio entre firmeza y flexibilidad

Cuando me parece que estoy empantanado en una situación y una sensación de ansiedad comienza a invadirme tengo que poner un punto final a ese pensamiento y empezar a buscar el equilibrio. En este caso entre FIRMEZA para lograr mis objetivos y FLEXIBILIDAD para ser creativo en cuanto a la forma de resolver los problemas.

Paradójicamente la flexibilidad puede fructificar cuando hay una base firme.

Libre de dogmas

La meditación me libra de DOGMAS internos y así puedo disfrutar más de la vida porque me conecto con los otros a un nivel espiritual.

La danza de la vida

godisone
Encontrar al maestro

¿Alguna vez se te ocurrió ver la vida y las relaciones como una danza? Cuando hay comunicación de alma a alma emerge la belleza de la danza. Es una creación conjunta. Si alguien quiere danzar a su propio ritmo lo respetamos porque comprendemos que los demás no siempre querrán bailar a nuestro ritmo.

La energía se pierde cuando olvido la coreografía y trato de improvisar o cuando trato de suplir mi falta de preparación con lo que me digan los otros. Pero cada uno tiene que encontrar su ritmo y su maestro. 

Conclusión

Si hay falta de energía tengo que revisar la danza de quien estoy bailando, es decir la danza del alma o de los otros. Para eso tengo que empezar por valorar lo que “hay de bueno en casa”. La meditación es un método fantástico para discernir como quiero que se exprese mi maestro interior. 

Aquí te dejo un link a un video de meditación que te ayudará a recargar la energía.

 

El conocimiento que nos enseña El Profesor Supremo

Dios como el Profesor supremo nos enseña el conocimiento de lo espiritual, es decir de aquello que no podemos ver con nuestros ojos físicos y de esta forma transformamos la visión de nosotros mismos y de la vida aquí sobre la tierra.

Entonces, Dios como el Profesor nos enseña:

1-Que somos almas, esta es la realidad más liberadora.

Cuando nos consideramos almas, recuperamos nuestra verdadera identidad, la identidad espiritual. Somos almas, es decir: puntos de luz blanca infinitesimales e incorporales, situados en el centro de la frente. Gracias a este conocimiento se despierta lo que los hindúes llaman el tercer ojo, que no es otra cosa que la visión espiritual de mí mismo y del mundo.

Es el punto central que nos enseña Dios.

2-Que venimos del mundo de las almas, nuestro hogar espiritual.

El mundo de las almas es nuestro verdadero hogar. El mundo físico es como nuestro segundo hogar. A el venimos a representar distintos papeles para experimentar la alegría y el placer de relacionarnos e intercambiar energía entre nosotros a través de los distintos papeles que desempeñamos.

Por ejemplo como padres, madre, hijos, hermanos, tíos, esposos, esposas, etc. Este conocimiento me ayuda a diferenciar el papel del alma de cuál es su propósito en la vida. El propósito del alma como decíamos es experimentar felicidad.

Con el conocimiento del hogar de las almas, un mundo de luz incorporal (como el alma) rojo dorada nos desapegamos de estos papeles y los desempeñamos con más paz y contentamiento así como levedad.

Dios enseña a través de Brahma
Dios enseña a través de Brahma

3- Dios, nuestro Padre incorporal también habita en el hogar de las almas.

Por lo tanto somos todos hijos del Padre y hermanos almas. Dios es igual que nosotros un punto de luz incorporal blanca e infinitesimal. La diferencia con nosotros es que Él es el Océano de Amor, el Océano de poder, el Océano de Conocimiento.

Es el Alma más pura y poderosa y al no encarnar en el mundo de la acción no olvida quien es ni cuál es su papel.

4-Toda acción genera una reacción igual y opuesta.

Esto es la ley del karma. Es la contraparte espiritual de la ley de Newton. Las acciones que realicemos generaran a los demás felicidad o tristeza por eso finalmente recibiremos la misma calidad de energía que dimos. Ya sea en esta vida o en la próxima.

5-El tiempo es cíclico.

Aquí entra en juego la ley de la entropía. Todo empieza nuevo, luego se vuelve viejo, y, como el tiempo es cíclico el mundo se ha de purificar una vez que llega a su estado de mayor vejez. El encargado de purificar el mundo cuando el ciclo llega a su fin es Dios el Padre Supremo/Alma Suprema.

El purifica al mundo a través de entregarnos este conocimiento e inspirándonos a practicarlo día a día.

Lo que le pasó a Neymar y a Brasil no es gracioso

Sin ánimo de recargar las tintas no me parece bien que los argentinos se burlen de la lesión que tuvo Neymar y de que Brasil se haya quedado fuera del mundial (y son los organizadores). Lo que pasa es que se pone al fútbol como indicador del éxito de una nación y la identidad queda definida de una camiseta.

Espiritualidad 2014

El error surgió cuando el mundo se dividió en países de forma artificial, lo cual fue necesario para garantizarle a un conjunto de personas derechos que de otra forma no hubieran tenido. Pero ¿por qué? Según nuestro sistema los habitantes de un país están más evolucionados que otros porque disfrutan de mayor prosperidad.

Otra vez, se define la identidad de una nación por su situación económica. Los argentinos tenemos una tierra bendecida, con clima, recursos y paisajes de lo más variados y completos. Sin embargo tenemos dificultades para prosperar como sociedad y para que haya paz y armonía.  Lo que pasa es que hemos olvidado los verdaderos valores y los hemos reemplazados por los valores del consumo y del “sálvense quien pueda”. Pero nuestro corazón no puede  estar completamente satisfecho con cosas físicas.

Entonces nos preguntamos porque si tenemos recursos y un techo, y si somos afortunados no nos faltan la comida y la ropa; decía, nos preguntamos porque no somos felices. Muchas veces no nos hacemos esta pregunta conscientemente pero no hace falta ser un observador avezado para darse cuenta que hay gente que a pesar de tener todo vive estresada y es violenta.

Eso pasa en el fútbol. A pesar de que el mundial se está desarrollando con paz en términos generales, vemos un tipo de violencia más sutil como por ejemplo la de mis compatriotas argentinos cantando canciones mofándose de Neymar y su columna o los canales cantando la canción “Brasil decime que se siente…”.

Cuando veo esto me da vergüenza ajena. Pero lo que pasa ahí es que se juega mucho más que un partido de fútbol y es que las personas se identifican con su país y su equipo tanto que hasta se definen a si mismos en base a estos. Olvidan que el fútbol es solo un juego. Es verdad, en un juego hay vencedores y perdedores pero no hay que tomar esto último como una afrenta a la autoestima.

Hay dos cosas, por un lado el alma y por otro el cuerpo y no hay que confundirlos. No hay que actuar como si uno perteneciera al país donde nació el cuerpo, porque la verdad es que el alma hoy puede nacer en un país y de acuerdo a su karma en el futuro puede nacer en otro. La actual creencia del país donde nacemos es un problema endémico, porque de chiquitos todos aprendemos unos “valores nacionales” y entonces sufrimos cuando son amenazados por un elemento extraño.

La culpa no es del gobierno o de las empresas porque todos funcionamos bajo la misma ilusión y programa.

El respeto y la felicidad

El respeto es ver a todos como almas hermanas porque en esencia todos somos iguales, es decir, compartimos un conjunto de cualidades innatas que toman una forma determinada de acuerdo a las experiencias que tengamos. Tomar conciencia de quienes somos en esencia es despertar al sueño de la ignorancia y nos ayuda a que las experiencias las elijamos nosotros y que no sean algo que simplemente nos ocurre.

Tener respeto significa que no veo la forma del otro sino que veo siempre lo que está más allá. Más allá de su comportamiento veo la bondad y belleza innata y no la deformación de su carácter producto del tiempo y las circunstancias que le ha tocado pasar.

Los demás pueden ponernos frenos a nuestro avance hacia una mejor calidad de vida y puede parecer que recibimos mucha oposición cuando solo buscamos hacer las cosas bien y éticamente. Pero el remedio para la OPOSICIÓN es permanecer firme en nuestra POSICIÓN de almas llenas de cualidades y virtudes espirituales. De esta FE y FIRMEZA emerge toda la FLEXIBILIDAD y TOLERANCIA que necesito para atravesar la oposición. Esto es una gran SABIDURÍA.

Celo y Entusiasmo, las alas del alma
Celo y Entusiasmo, las alas del alma.

También tengo que volar con las alas del alma sobre las nubes de las situaciones adversas. Las alas del alma son el CELO y ENTUSIASMO. No descorazonarme nunca sobre todo cuando vienes las pruebas. Las pruebas son bendiciones disfrazadas. Sin ellas no podre saber dónde realmente me encuentro en el camino. Siempre lo que cuesta vale.

Hoy en día parece que el mundo ofrece mucha oposición al ser y hasta parecería que en algunos casos fuera mejor hacer la plancha y esperar que pasen las olas, eso también es bueno porque la corriente de la vida cada vez me arrastra más fuerte. Pero no tengo que olvidarme de nadar incluso contra la corriente porque de lo contrario  me ahogaré.

En este mundo estamos para ser felices, pero la felicidad cuesta ahora, y es porque nos hemos desconectado de la esencia interior de cada uno de nosotros donde se encuentran las virtudes espirituales. Pero sin importar que situación me toque afrontar o quien está delante mío no tengo que olvidar que “LA FELICIDAD ES NUESTRO DERECHO DE NACIMIENTO DIVINO”.

Somos hijos de Dios y nuestro Padre no nos dejaría realizar acciones que no fueran para nuestra felicidad. Por eso si el mercurio de la felicidad no indica un nivel aceptable de felicidad es que no estamos siguiendo al Padre, que es también nuestro Guía. En el momento en que nos caigamos inmediatamente recordamos que “LA FELICIDAD ES NUESTRO DERECHO DE NACIMIENTO” y cortamos con todo otro tipo de comportamiento.

carafaceolas

 

Dejar de apegarse a los familiares es la forma de co-existir pacíficamente

Los familiares son aquellos con los que compartimos una HISTORIA en común, son nuestros compañeros de viaje más cercanos y muchos veces preferiríamos que no fuera así.

La cuestión es que es imposible cambiar de familia como podríamos hacer con nuestro amigos, por eso se dice que los amigos son la familia elegida.  Esto no quiere decir que la relación con nuestros amigos no implique DESAFÍOS.  Lo que pasa es que normalmente nuestros amigos están allí cuando los necesitamos para contarles algún problema.

Con la familia es distinto porque hay muchas expectativas, y entonces esperamos que los demás familiares se ajusten a nuestros deseos porque los conocemos y son “MI HERMANO” “MI PADRE”.  Es debido a esto que se produce cierta “familiaridad” en la relación y creemos que tenemos derecho a decirles cualquier cosa.  Cosas que ni se nos cruzarían por la mente decirle a un desconocido.  Pero aquí aparece el apego nuevamente por considerar al otro “MIO”.

Nuevamente aparece el adverbio de poseción.  Esta simple palabra genera un aumento progresivo de la temperatura en las discuciones familiares.

Lo que pasa aquí es que me olvido de que su relación (la de nuestro familiar), conmigo es solo una parte de su rol en la sociedad.  Si amamos realmente a esa persona comprenderemos que es un ser humano individual y que tiene derecho a ser feliz a su manera.  Entonces la dejaremos libre y le daremos su espacio para que conozca a nuevas personas aunque no sea a quienes elegiríamos nosotros.  Esto es tener una actitud de desapego en la relación.  Esto  se llama equilibrio entre ser amoroso y desapegado.

El problema es cuando vemos que esa alma no es feliz con nosotros, pero que tampoco es feliz en la mayoría de sus relaciones.  En este caso será bueno buscar la ayuda de un profesional que puede ser un Psicologo o Psiquiatra.  No despreciemos la experiencia y preparación de un profesional.

relacioneshumanas
Relaciones Humanas

Pero por sobre todo no despreciemos la oportunidad de relacionarnos con Dios como El Cirujano Eterno.  El toma nuestras enfermedades espirituales (en este caso el apego) y la extirpa muy delicada y precisamente.  De forma que solo sentimos un tironcito.  Entonces ¿Qué tengo que hacer?  Confiar nuestra relación al Cirujano Eterno y tener fe en el proceso.   Para esto tengo que tener un poco de paciencia y tolerancia pero Dios nos garantiza que el hará su parte.

Además de compartir con nuestros familiares lazos de sangre también espiritualmente compartimos una identidad como almas hermanas e hijas del mismo Dios.  Tengo que tener la conciencia emergida de que solo estamos en el mundo para compartir amor y cooperar con nuestros hermanos.  La visión espiritual del otro como un alma incorporal aliviana la relación. No se puede tener apego al alma, solo al cuerpo.