Los amigos en 50 seg.

Anuncios

Aplicar la fuerza de voluntad

Permanecer absorto en el amor del Padre desde las horas tempranas de la mañana, es permanecer desapegado. De esa forma es fácil desafiar a la gravedad y aplicar la fuerza de la voluntad para vencer los obstáculos.

Hay un camino al Hogar, al corazón de Dios, y ese camino fue recorrido ya casi en su totalidad por Brahma Baba, nosotros tenemos que seguir esas pisadas. Brahma Baba, es el instrumento que utiliza Dios, para hablar este conocimiento.

60d59f1f3fd8963c62432d07c5954667.jpg
Foto, fuente: pinterest

Principalmente utiliza el cuerpo y las memorias de este ser humano. Pero no las utiliza así nomas, sino que las utiliza a medida que las va purificando y renovando. En realidad, el mismo Brahma hace el esfuerzo de purificarse, utilizando su propia voluntad, el también desafía a la gravedad.

Por eso en Brahma Kumaris, seguimos el ejemplo de Brahma, porque es el primero que se volvió karmateet, es decir, libre de karma, lo que es lo mismo que decir igual a Dios, El Liberador, y es este sentido también nosotros liberamos a las almas del sufrimiento.

La forma fácil de vencer los obstáculos es seguir, como decíamos, los pasos de Brahma Baba, y el, al igual que nosotros, buscamos siempre ser obedientes al Padre, es decir, desde el principio, Shiv Baba, cómo El Profesor Supremo, nos dictó un código de conducta, el cuál, lejos de estructurar nuestra vida y dificultarnos el vivir, lo hizo extremadamente fácil, porque Shiv Baba, Es el Todo Conocedor.

El conoce los secretos del principio medio y fin, y conoce al alma, y entonces, nos puede dar los lineamientos para que no nos metamos en problemas. Entre estos lineamientos que forman un Código están el de meditar en las horas temprano de la mañana. Meditar en todo momento que pueda, o las situaciones de la vida cotidiana me lo permitan. Permanecer célibes, entre otros.

Pero si lo analizas bien, desde el comienzo de nuestra practica de meditación Raja Yoga, el esfuerzo grosero es básicamente ponernos a tono con estos lineamientos. Pero es el esfuerzo que más a consciencia hacemos, porque tenemos el corazón repleto de amor. Dios, nos colma con el amor de haberlo encontrado, parece que todo es posible junto con Él, entonces, volverse vegetariano, o célibe, parece poco en comparación de volverse parte de la familia Brahmin, es decir un hijo adoptivo de Dios, a través del conocimiento.

Porque cómo un hijo de Dios, obtengo, cómo derecho de nacimiento, todos los tesoros del corazón de Tal Padre, y todos los poderes y virtudes que soñé desde siempre, y que buscaba en mi vida, la colman de felicidad.

Experimento, con cada paso que doy en el cumplimiento de los lineamientos una felicidad sin límites. Siento que toda mi búsqueda de Dios, y mi deseo de religiosidad, de este nacimiento, e incluso de muchos nacimientos, es finalmente satisfecho. Y Dios, se hace cargo de mí desde ese momento. A cada paso que doy en el cumplimiento del código de conducta.

Entonces realizo que puedo obtener literalmente un palacio, con solo entregar un puñado de arroz ¿No crees que es un buen negocio?

¡¡Feliz Navidad y año nuevo para todos!!

¿Qué propósito tenemos para este año nuevo que comienza? Ser felices es una meta a un plazo más o menos cercano, pero ¿cómo volveré realidad ese anhelo? Lo más importante de estas fiestas, a pesar de que pueden resultar muy estresantes, es que nos permiten hacer una bisagra, tratemos de irnos a las vacaciones o al reseco, no solo con la promesa de divertirnos, sino que juntemos fuerzas para hacer el año que viene lo que realmente nos gusta. Nuestra pasión.

brahma-kumaris-las-palmas

 

Esta semana experimenté que mis fuerzas decrecían a un nivel crítico, lo que me costaba un 10% de mis fuerzas, esta semana me costó el doble o el triple.  Pero no había forma de hacer las cosas más relajado, o por lo menos eso sentía.  Había que llegar cueste lo que cueste a la meta, a la meta diaria, aunque no fuera más elaborada que ir a la sesión con mi terapeuta.

Sólo encontraba descanso cuando estaba acostado en mi cama.  Y sino fuera porque tenía que levantarme para cumplir con mis obligaciones creo que me habría pasado casi toda la semana en cama.

Pero ¿Por qué?  ¿En qué momento la alegría y la felicidad casi ilimitada de la niñez y la juventud de la llegada de las fiestas se transformó en el período más desafiante del año que es ahora en la adultez?  Creo que la respuesta está en las expectativas.  Y en esto no tiene la culpa nadie, porque casi todos los adultos somos victimas de nuestra propia obsesión por pertenecer al grupo de “los que hacemos las cosas bien”.  Y encima parece que cómo llega la navidad, entonces no se puede uno ni siquiera quejar.

Expectativas estas, que no siempre son conscientes, pero son las que produces que a veces sin importar cuánto nos esforzamos, todo parece poco.  Expectativas de… en definitiva ser feliz, porque por eso hacemos todas las cosas.  El tema es que a veces no se puede definir tan fácilmente aquello que nos hace feliz.  Hoy es una cosa, por ejemplo la llegada de las fiestas y la ilusión de un año que viene.  

Pero cuando llega el momento de la reunión familiar entonces parece que eso tampoco nos llena del todo.  Y es porque no estoy presente en el momento.  En el momento de festejar, el intelecto está teniendo conexión con otras cosas cómo por ejemplo si podré llevar a mi familia de vacaciones en esa fecha determinada que tanto les gusta a ellos. Y si esas vacaciones serán tan buenas cómo las estoy fantaseando en mi cabeza.

Pero hay que pensar que hay gente que ni siquiera se puede ir de vacaciones (¡yo voy a ser uno y sobreviviré!), o peor, hay gente que no tiene ni siquiera un techo para festejar, ni siquiera los recursos para poner un turrón en la mesa para festejar.  Y si bien es cierto que las exigencias son cada vez más intensas y necesitamos más y mayores recompensas, no nos dejemos consumir por el materialismo.  Recordemos que las generaciones pasadas se contentaban con mucho menos y eran iguales o más felices que nosotros.

No perdamos aquello que nos conecta con la humanidad, pero aquello eterno, la alegría de vivir en un planeta maravilloso, el más hermoso del sistema solar.  Mantengamos vivos el sentimiento de humanidad, y aquello que nos conecta con las generaciones pasadas y con las que vendrán luego de nosotros.  La visión de hermandad, de alma a  el alma, y los valores de esta. El amor, la pureza de corazón, el respeto y sobre todo, hagámonos un ratito para experimentar la paz que es innata en el ser, desde el fondo del alma. Sentiremos que necesitamos mucho menos externamente para ser felices y gozaremos de una gran satisfacción interna.  Yo lo practique… ¡¡y me funcionó!!

¡¡¡Feliz navidad y año nuevo para todos!!!

 

Autorespeto

Simplificar la vida más allá de sus posibilidades también es forzar los acontecimientos. Del manzano caen las deliciosas manzanas naturalmente cuando están listas.  Pero para que recibamos este maravilloso fruto del árbol hubo una serie de acontecimientos “naturales” previamente.  

imagen-del-virtuscopio
El Juego del Virtuscopio de la Iniciativa “Valores para Vivir” de Brahma Kumaris

Me refiero a que si el agricultor o la naturaleza no hubieran seleccionado la semilla para plantar en la tierra, si esta luego no hubiera sido regada convenientemente, nuevamente aquí por el agricultor o por la lluvia, y finalmente no se hubiera mantenido convenientemente un cuidado del retoño que luego se convertiría en árbol, entonces el delicioso fruto no hubiera caído de maduro.

Con las virtudes pasa lo mismo.  La semilla del conocimiento espiritual tiene que morir para transformarse en el fruto de las virtudes y de todo aquello que hacen apetecible a la vida.  Pero también es fundamental que cuidemos al retoño de nuestra alma para que no sea tapada y finalmente muerta por las malezas, por ejemplo los pensamientos negativos e inútiles que nos llevan a realizar acciones cuyos frutos no deseamos.

No puede crecer y dar frutos la vida sino quemamos la maleza alrededor.  Para esto necesitamos el fuego del Yoga (ver Raja Yoga). Y este fuego se alimenta con el amor, por Dios (ver El Yoga con el Alma Suprema) y por mis hermanos las almas.  Si ahogamos la plantita del amor con pensamientos de rencor e ira nunca llegaremos a ser felices.

La felicidad es el fruto de una vida de servicio y amor a las almas y a Dios.

Si te gustó este artículo no te olvides de compartirlo y darle un like. 🙂

 

La noche oscura del alma

Si el ex-presidente y difunto Nestor Kirchner y su señora también ex-presidenta no se hubieran dejado seducir por el poder se hubieran dado cuenta que nada es eterno en este mundo y no se hubieran embriagado hasta tal punto que pensaran que podían actuar con total impunidad. Y esto me llevó a pensar que nada es eterno en esta vida, y lo compartía con mi padre que tiene como siempre digo 91 años.  El me respondía que él siempre trató de actuar con integridad porque, decíamos, sabía que esos valores (honestidad, limpieza, etc.) son trascendentes y están más allá del tiempo.

Imagen-de-Brahma-Kumaris-Los-3-Mundos2-compressed

Claro, lo decía mientras me preparaba un mate para ir a tomar mientras miraba las estrellas un domingo a la noche, por lo cual podrás comprobar que no tenía mucho estres mientras lo decía, pero esta filosofía funciona para el trajín de la semana también.  Y eso pretendo probarme esta semana, cuando halla que hacer cosas y cumplir con horarios y responsabilidades.  Pretendo recordar que lo más importante, lo más trascendente, generalmente no se puede ver con los ojos físicos.  Las cosas físicas nos pueden dar solo analogías acerca de las cosas escenciales.

Por ejemplo la Ley del Karma, esta es la contraparte espiritual de la Ley de Newton. Que dice que toda acción tiene un reacción igual y opuesta.  Así que sino estás experimentando mucha espiritualidad en tu vida recuerda que la trascendencia es lo que nos llevará a la paz.  Recuerda que el cielo de noche está estrellado.

Y que solo podemos ver las estrellas de noche, en total oscuridad.  Esa es una buena analogía de lo que está haciendo Dios (Shiv Baba) en este monento de la noche oscura de Brahma.  Con la luz del conocimiento nos alumbra a nosotros, las estrellas de luz divina, incorporal, en el centro de la frente.  El amanecer se acerca.

Si quieres alumbrarte te invito a ver la página de Brahma Kumaris donde encontrarás cursos con el conocimiento que enseña Shiv Baba.

 

 

La precisión nos asegura prosperidad espiritual

La prosperidad en nuestra vida está relacionada directamente con la capacidad de permanecer contentos y hacer contentos a otros.  Esto se logra con el estudio espiritual y evitando que la pereza y el descuido nos alejen de nuestra meta de volvernos pacíficos.  La paz hace que todo sea posible y para eso necesito la precisión en mis esfuerzos.  Es necesario revisar que no estemos realizando esfuerzos en vano.

Futuro brillante
La prosperidad es la recompensa por permanecer contento y hacer a otros contentos.

¿Qué es la precisión? (Trataré de decirlo con precisión).

La precisión es la capacidad de adaptarse a la realidad para hacer las cosas lo más fielmente posible a las necesidades del momento.  Por ejemplo, si estoy realizando cálculos matemáticos, la precisión es necesaria al detalle en Ingeniería.  En cambio, en términos contables (de lo cual conozco por mi hermano contador), se redondean las cifras.  Esto quiere decir que si tengo 1,510708 expresaré la cifra 2.  Esto es así porque los decimales superan el 50% de su valor entero.  No refleja en definitivamente una gran diferencia a fines de exponer los estados contables.

La vida espiritual se parece más a los cálculos de ingeniería porque en situaciones normales no se nota pero en situaciones límites un pequeño error de calculo de mi intelecto en cuanto a la interpretación nos puede llevar a resultados que no queremos en la vida.  Por eso es necesario que nuestro intelecto tenga el mejor alimento de nuestros pensamientos puros, pensar en forma pacífica y acercarme lo más posible al éxito.  Él éxito aquí es lo que me traerá prosperidad espiritual.  Prosperidad espiritual es felicidad, paz profunda de espíritu (la cual nos ayudará luego a concentrarnos en la meditación).

El principal signo de realizar esfuerzos precisos en nuestra vida espiritual es que nosotros estaremos contentos y que haremos a otros contentos sin importar las situaciones limites o sencillas que puedan aparecer en nuestra vida.  Es más, se producirá un ambiente donde nosotros con nuestra claridad mental podremos influir positivamente la atmósfera y los demás sentirán que las cosas son más fáciles, más llevaderas en nuestra presencia.  Pero para eso hay que meditar, conectarse con la verdad.  Lo que es verdad para nosotros.  En lo profundo del alma.  Te dejo una meditación donde podrás experimentar la paz del silencio.  En el silencio adviene el poder y la flexibilidad para permanecer fieles a nuestra esencia.

Palmada en la espalda

Hace pocos días comencé a fijarme en como la gente se daba palmaditas en la espalda y descubrí que no todos lo hacemos de igual forma, o queremos decir lo mismo cuando lo hacemos.  Naturalmente esto es casi inconsciente pero que es la espiritualidad sino tomar conciencia de aquello que es inconsciente, para que podamos arreglarlo en el caso de que sea necesario para nuestro progreso espiritual.

Las palmaditas que vi fueron 4, pero puedes agregar alguna en la parte de comentarios si crees que me olvidé de alguna.  Está la palmadita de alguien que te quiere, son las que recibimos de nuestra familia o núcleo primario, generalmente con frases como esta: “Vamos Mariano, que te quiero ver bien”.   También está la palmadita de alguien que por ahí no es tan cercano, pero que igual es importante porque te inspira a realizar algún esfuerzo.  Te la podría dar un amigo o compañero de la vida.  Es el que sabe que estás pasando por una situación complicada y te quiere dar su apoyo.  Sería una palmadita con más firmeza pero con no menos fuerza: “vamos loco, que vos podés” porque cree en tus capacidades.  La tercera es la palmadita de un compañero de trabajo, que nos muestra su aprecio por las horas que compartimos, lo cual nos vuelve compañeros de la vida. 

Por último, y en esta me quiero detener un poco, está la palmadita que dice “vamos, fuerza y adelante”, aunque las palabras y la palmadita quedan a medio camino (nosotros decimos entre San Juan y Mendoza) porque no son dichas con fe

 

Imagen de palmada en la espalda

Es que para poder dar ánimo a otro primero tenemos que tenerlo nosotros mismos.  Eso es producto de la meditación, podemos ayudarnos con un comentario o alguna técnica que nos recuerde que somos seres espirituales y que hay algo más allá de lo físico.  Como siempre digo (y no es de mi autoría pero se volvió un axioma espiritual), somos seres espirituales teniendo una experiencia física y no seres físicos teniendo una experiencia espiritual.  La correcta relación es “yo” el alma tengo un cuerpo y no viceversa.  La meditación me puede ayudar a regular mi relación con el cuerpo.

No venimos al mundo físico a perdernos en la quimera de las acciones materiales.  Es cierto, cuando recién bajamos al mundo físico del Hogar, experimentamos felicidad porque el alma es pura.  Por esta razón el cuerpo está puro.  El estado del cuerpo (y del mundo), depende del estado del alma.  Si mi visión es pura puedo transformar a los demás que no tienen una visión tan elevada.  Una visión elevada puede transformar el mundo.  Para eso nos encontró BABA.  El nos hace sus ayudantes en este tiempo, para que nos volvamos instrumentos para despertar a los demás del sueño de la ignorancia (la incorrecta relación con el cuerpo que incluye a los 5 vicios).  Pero para eso primero tenemos que despertar nosotros.  No hay un “yo” separado del mundo.  Somos un nosotros.  Lo que pasa también es culpa mía.  Ya sea por acción u omisión (cuando conozco la verdad).

La meditación y el conocimiento que hay en este Blog te pueden ayudar a conectar con esa parte pura, espiritual de tu ser. Esa parte que te hará elevar tu estado y tu visión, para que cuando le des a alguien una palmadita en la espalda, se la des en paz y tranquilidad, desapegado pero con todo amor, con la energía del alma.  Necesitamos encontrar la belleza del alma para transmitirla.

Todas las almas humanas tienen las mismas cualidades que Dios

A veces me sorprendo sintiéndome inferior y superior a los demás. Y ambos estados se suceden indistintamente una y otra vez. Pero en definitiva hay que comprender que todas las almas tienen las mismas cualidades que Dios. Y eso implica que todas las almas tienen la misma calidad de pureza, paz, amor, poder y verdad que Dios. Y eso es porque Él es nuestro Padre.

Imagen-de-alma-y-Dios2

No hay ninguna diferencia entre las cualidades de Dios y nosotros. Somos igual de elevados que Él. Sólo que nosotros hemos olvidado nuestras cualidades y como producto del olvido los vicios del ego, apego, avaricia, lujuria e ira se han apoderado de nuestra mente e intelecto. Pero la tarea de Dios es ayudarnos a recuperar nuestra dignidad.

Esto me ayuda porque en el trajín de las cosas, a veces me olvido de que mis hermanos las almas tienen una forma espiritual. Una buena forma de recordar la cualidad incorporal de nuestro estado original es recordando estas 5 cualidades. Eso me ayuda a elevar mi visión. También me ayuda a confiar en los otros y en mí mismo porque Dios me enseñó que somos almas, igual que Él y también me enseñó que todos y recalco acá: TODOS sin excepción tenemos estas 5 cualidades, que a su vez se combinan para dar expresión a todas las virtudes adorables que vemos en los demás y porque no de forma desapegada en nosotros mismos.

Ya podrá ver el lector que esto me ayuda en los momentos del día tediosos donde la motivación decae. También me sirve para mantenerme alerta. Para no dejar que la moral baje y entonces me sorprenda hablándome a mí en forma de crítica y diga: este es así… este es asa… este es un tonto… como hace eso… mira lo que tiene este… este está cansado… este está cometiendo tal error… Cuando me pasa eso, inmediatamente recuerdo que fulanito o menganito o quien sea que esté adelante mío es un hijo de Dios, Él Padre Supremo de todas las almas y entonces solo tomo conciencia de que tiene la misma paz, amor, poder, pureza y verdad que Él Padre. Esa es la herencia espiritual nuestra y pertenece a cada uno de los hijos por igual.

Imagen de el alma en su estado de purezaLo mismo pasa conmigo. Cuando me sienta incomodo, o confundido en una situación, cuando tenga pensamientos negativos o inútiles sobre algo o alguien pensar inmediatamente soy un hijo de Dios y soy paz, amor, poder, verdad y pureza. Entonces cómo voy a desconfiar de mí mismo y de otros. Lo quiera aceptar o no es así.  Lo que pasa es que lleva un poquito de tiempo vivirlo.  Para eso es la meditación, para ayudarnos a acelerar el proceso.  Te dejo un link a una meditación acerca del alma, sus cualidades y El Padre del alma.  Dura 20 minutos, pero puedes practicarla en partes durante el día.

Estar atento sí, ser precavido, pero tener Fe

Estuve prestando atención, y prestando atención, pero aunque logré que casi no se me pasara ni un detalle por alto, no lograba desapegarme del Drama de la vida. Y es que el hombre tiene necesidad de controlar su vida, por lo menos en los aspectos que tienen que ver con su supervivencia, pero no debe olvidarse de lo espiritual. A veces pierdo el bosque por ver el árbol. Es decir, pierdo la visión del todo, donde también está la frescura de la interacción.

Desapegarse por tener Fe en el Drama

Es cierto que para poder entender donde uno está parado, se necesita analizar. Pero para avanzar se necesita confiar en el destino. Tener Fe en que las cosas se darán. Para eso, a su vez, hay que tener un modelo con ciertos valores, valores que yo considero que son correctos o verdaderos. Qué tenga probado que siguiendo esa receta, tendré éxito porque en el pasado esos valores funcionaron. Pero también tengo que tener flexibilidad porque una vez que eche a volar las cosas pueden cambiar en el aire.

Para mí, esos valores tienen que ser los ideales que me lleven a experimentar felicidad en la vida. No hay nutrición como la felicidad. Y más cuando esta felicidad no depende de nada físico. Un parámetro que me sirve como guía es tener los 4 verbos de la vida alineados: ser, estar, tener, hacer. Esto me sirve porque a veces me sorprendo tratando de estar en paz cuando la paz es lo que soy. Eso me lleva a permanecer en la esencia.

Permanecer en la esencia donde soy esos valores espirituales me ayuda a ser libre porque se que mientras me mantenga con esta conciencia lo que haga será correcto (por lo menos para mí) y eso me ayuda a des-apegarme del Drama y tener Fe. El resto es pura flexibilidad para adaptarme a la vida y transformar lo que me impide mantenerme en vuelo.